¿Cuáles son las competencias clave del trabajador del futuro (presente)?

En el nuevo escenario VUCA (o VIRCAS), lo que aquí llamamos Sociedad de la Innovación, solo hay una certeza para los nuevos profesionales: los jóvenes de hoy tendrán una experiencia laboral radicalmente distinta a las de sus padres o abuelos, empezando por el número de empleos al que accederán, y la relación laboral que establecerán para llevarlos a cabo. Lo que hará que las competencias del trabajador del futuro sean absolutamente distintas a las competencias a las que hemos estado habituados durante los últimos años, para las que todavía nos preparan en el colegio o la universidad. De hecho, un estudio del World Economic Forum avanza que un 50% de los trabajadores necesitará de una actualización de sus competencias antes de 2025, a medida que sube la adopción tecnológica en las empresas.

Trabajadores, a innovar

Como ya decíamos en el post sobre tendencias del trabajo del futuro, nos recuerda Albert Cañigueral en su libro “El trabajo ya no es lo que era”, Kevin Kelly lo tiene claro: «La productividad es para los robots. Los humanos sobresalen en perder tiempo, experimentar, jugar, crear y explorar».

John Hagel, en la charla «A Future of More Human Work» en la Singularity University, nos anima a pensar: «¿ Qué podría ser el trabajo más allá de tareas rutinarias? ¿Cómo repensar la creación de valor para los clientes y los otros participantes en las organizaciones usando las capacidades inherentemente humanas?».


Como ya hablamos en un post sobre los retos de la creatividad en remoto, si el Covid-19 ha demostrado algo, es que la digitalización es para la productividad. En cambio, el contacto directo es necesario para la creatividad y la innovación. ¡Buenas noticias!

Gig economy: Bienvenidos “knowmads”

La visión positiva de todo esto es también lo que defiende en nuestra entrevista a Yolanda Triviño sobre el futuro del trabajo, líder de Valkiria Hub Space: “la tecnología permite que nos dediquemos a aquello que mejor sabemos hacer“.

Así, el trabajador (de cuello blanco) del futuro está creando un nuevo perfil laboral: más innovador, creativo y digital y su nombre es knowmad, el nómada del conocimiento. Hablamos de trabajadores que asumen que necesitan formarse durante toda su vida para mantener el ritmo de una sociedad que evoluciona sin esperar a nadie.

Las 10 competencias a desarrollar antes de 2025

El World Economic Forum elabora de forma recurrente un informe sobre el futuro del trabajo en el que destaca las competencias clave para el trabajador del futuro, que de hecho están muy alineadas con las competencias de las personas creativas.

Son las siguientes:

Competencias del trabajador del futuro (2025), según el WEF
Competencias del trabajador del futuro (2025), según el WEF

 

1. Pensamiento analítico e innovación:

Proceso de aplicación de pensamiento analítico para la resolución de problemas complejos. Capacidad de saber desarrollar un pensamiento profundo sobre los problemas que hacer frente, evitando así la superficialidad de las soluciones propuestas. Implica también la capacidad de, una vez identificada la naturaleza del problema, ser capaz de generar soluciones creativas.

2. Aprendizaje continuo: 

el long – life learning es la capacidad de actualizarse de forma continua, de fer la formación como un proceso para toda la vida, en un contexto en el que el cambio es cada vez más cambiante.

3. Complex problem solving:

Capacidad de identificar la raíz de los problemas, sus síntomas y de proponer a través de distintas metodologías soluciones adecuadas.

4. Critical thinking: 

Capacidad de cuestionar una idea, proyecto o decisión, para saber identificar la raíz de la situación de forma objetiva.

5. Creatividad, originalidad e iniciativa: 

La creatividad es desde hace tiempo una de las competencias clave en todo informe sobre el futuro del trabajador. Para ello, os recomendamos este post sobre los mitos de la creatividad. También nos gusta recordar que la creatividad se nutre desde las aulas.

6. Liderazgo e influencia social:

Líder no es aquel que genera nuevos seguidores, sino el que es capaz de generar nuevos líderes”. Esta habilidad requiere de varias competencias, entre otras: visión y propósito, inteligencia emocional para un liderazgo resonante, y capacidad de saber gestionar con excelencia las relaciones sociales.

7. Uso de tecnología

Las competencias digitales son ya un mandato para asegurar cualquier futuro profesional. Implica conocer y ser capaz de usar de forma competente herramientas digitales aplicadas, algo que será una prioridad de cualquier reclutador al evaluar potenciales colaboradores profesionales.

8. Diseño y programación tecnológica

En la medida en que la tecnología seguirá representando la herramienta a través de la cual innovamos, y creamos nuevos puestos de trabajo, será clave en este sentido estar capacitado para programar y diseñar soluciones digitales.

9. Resiliencia, capacidad de tolerar el estrés y flexibilidad

La pandemia del Covid-19 nos ha traído una elevada carga emocional, que hemos tenido que aprender a gestionar mientras hacíamos nuestro trabajo. Ser ágil, flexible y demostrar capacidad de adaptación es una competencia que cada vez más las compañías evaluarán entre sus potenciales candidatos, dada la nueva normalidad asociada a la necesidad constante de adaptación al cambio.

10. Razonamiento, resolución de problemas e ideación

Ligado al critical thinking y a las capacidades relacionadas con la creatividad, los trabajadores de éxito del futuro serán aquellos que sean capaces de, en medio del caos informativo, filtrar la información, identificar aquella que es de valor, y a partir de ahí generar soluciones que resuelvan los problemas.

Bienvenidos, ¡polímatas!

En este sentido, Paco González Bree (ver uno de sus libros en nuestra Biblioteca de la Innovación), defiende en una investigación realizada por Deusto la tendencia a la necesidad de contar con profesionales polímatas, esto es, personas con altos conocimientos en varios campos científicos y/o humanistas. En la línea del liderazgo del Renacimiento, del que ya hemos hablado en este blog.

Trabajo y salud mental

La transformación de los trabajadores no es únicamente competencial, también deberá ser psicológica. De hecho, la salud mental de los trabajadores freelance y de la economía bajo demanda ya ha sido sujeto de estudios, y el empeoramiento de su salud mental ya es una de las tendencias del trabajo del futuro.

¿Estáis listos para el trabajo del futuro?

¿Qué competencias del trabajador del futuro creéis que necesitáis desarrollar más urgentemente?

¡Compartidlo en los comentarios! 🙂

Gracias por leernos.

SDLI

Estamos frente a la era de cambio constante y exponencial, en el que una nueva sociedad evoluciona y crece cada día. Una sociedad conformada por Mindshakers a los que les apasiona retar (y retarse); una sociedad que lucha por romper patrones en la mente de las personas y así llegar más lejos. Nuestra (r)Evolución consiste en conectar las organizaciones al talento, interno y externo. Creamos la cultura de la innovación que resolverá tus retos.

  • ¿Hablemos de futuros? 5 lecciones del IAM Weekend 2018
    10 mayo, 2018 at 08:26

    […] esa fue una de las preguntas que más se quedó en mi cabeza. Como ya había comentado en el post ¿cómo te ganarás la vida en 2025?, tenemos que repensar el sistema educativo tradicional de acuerdo con las nuevas necesidades de la […]

Escribe un comentario

Tú correo no será publicado.*