creatividad y trabajo en remoto

Creatividad y trabajo en remoto: 10 consejos para lograrlo.

chica ordenador trabajando frustración

 

Gran parte de las compañías afirman (alrededor de dos tercios según un análisis de Inc.com) que mantendrán opciones de trabajo en remoto de forma indefinida después de la crisis del Covid-19. Por otro lado, los trabajadores valoran positivamente la flexibilidad de trabajar desde sus casas, o al menos el tener más opciones para poder decidir desde dónde trabajar. Según otro informe de Owllabs, el 34% de los trabajadores Americanos aceptaría una rebaja del 5% del sueldo para trabajar desde casa. Este mismo informe revela que el 51% de los “trabajadores presenciales” pretenden pasar a trabajar de forma remota (o incrementar este método de trabajo). La tendencia es evidente. Y lógica. Igual que el reto al que nos enfrentamos: compaginar creatividad y trabajo en remoto.

Beneficios de la creatividad y el trabajo en remoto

Yendo directos al grano: el trabajo en remoto ha sido un gran desconocido en España. Lo cual representa una gran oportunidad perdida para mejorar la calidad de vida del trabajador, según un experimento realizado por el MIT. Pero pueden estar cambiando las cosas.

Para empezar, las organizaciones se beneficiarán porque los trabajadores en remoto dedican más horas al trabajo que los presenciales. Compensan la reducción del “commute” con mayor dedicación a las tareas.

Según este estudio de Buffer, los principales beneficios del trabajo en remoto son:

  • Flexibilidad horaria
  • Flexibilidad de localización
  • Eliminación del transporte
  • Mayor tiempo con la familia
  • Habilidad de trabajar desde casa

Y según el mismo experimento del MIT, el trabajo en remoto:

  • Mejora la vida personal
  • Reduce el estrés
  • La implicación del trabajador incrementa
  • El trabajador percibe que se confía más en él
  • La mayoría piensa que la colaboración es mayor

Pero…¿qué ocurre cuando juntamos creatividad y trabajo en remoto? ¿Y con la innovación?

Trabajo en remoto y el dilema del innovador: ¿qué tienen que ver?

El trabajo en remoto beneficia la productividad. Ver para ello el análisis del profesor de Standford Nicholas Bloom. O este estudio de Mercer a 800 compañías, cuyos resultados comparte aquí CNN.

Pero nuestros queridos lectores saben por el dilema del innovador, que la creatividad y la innovación no están ligados, en el corto plazo, con la productividad.

De hecho, esos mismos estudios indican que la creatividad y el trabajo en remoto no son buenos alieados de por se, de hecho la primera se resiente durante las jornadas de teletrabajo. Comprensible, vistas las condiciones en las que durante este tiempo nos hemos visto trabajando. Sin ir muy lejos, ¿Conocéis el caso de la viral imagen que Gretchen Godman publicó en Twitter, en que mostraba la realidad detrás de las cámaras, tras una entrevista concedida a CNN?

entrevista homeoffice niños

 

Pero el reto va más allá de la mera “anécdota” de combinar trabajo con la gestión de los hijos. El trabajo en remoto (en buenas condiciones) favorece la concentración, y la realización de las tareas pendientes. En cambio, complica la generación de nuevos diálogos que fluyan hacia la elaboración de nuevas propuestas creativas para resolver problemas complejos.

Así que nos encontramos todos ante la encrucijada:n ¿cómo impulsar la innovación, la creatividad y trabajar en remoto al mismo tiempo, de las que depende el futuro de toda organización en la era que vivimos?

 

Propuestas para mantener la creatividad de los equipos en remoto

En SDLI, no podemos evitar pronunciarnos. Forma parte de nuestro objetivo de impulsar las capacidades y habilidades de innovación de las organizaciones para las que trabajamos. En Som-Inn Port por ejemplo, la iniciativa de innovación abierta del Port de Tarragona, estamos ayudando a los equipos de innovadores a avanzar en sus proyectos para resolver retos clave del sector portuario Nacional, así como a preparar los pitch decks que se van a presentar en entornos digitales ante una audiencia de expertos, en formato digital.

Así que desde el convencimiento de que el trabajo en remoto no tiene por qué limitar la creatividad y la innovación (incluso podemos impulsarla), hoy compartimos algunas propuestas.

 

1. No conviertas la innovación en una carga más (vale en remoto y siempre)

La primera premisa es que, para mantener la creatividad online, debes evitar saturar a los equipos con demasiadas sesiones creativas (virtuales o no).

Hay un gran agotamiento de videoconferencias. Lleva a cabo un taller grupal si, y solo si:

  • Es estrictamente necesario para conseguir el output deseado en el momento en que te encuentres de tu ciclo de innovación.
  • Las personas que deben asistir están preparadas y predispuestas.
  • Aportas un valor nuevo y único a través de este taller.
  • Tienes claro cómo dinamizar sesiones creativas virtuales, y por tanto sabes cómo convertirlas en una experiencia positiva.

Por todo ello, la creatividad asíncrona es una muy buena opción si quieres transmitir conocimientos en formato vídeo, sin necesidad de ofrecerlos en directo. Así, el usuario:

  • Lo consumirá cuando a él/ella les venga mejor
  • Serán más productivos focalizándose en la creatividad cuando mejor les vaya

 

2. Ofrece libertad y espacio para que cada uno adapte su día a día a su personalidad (y su contexto personal)

No todas las personas respondemos por igual ante la creatividad y el trabajo en remoto. En este artículo de Fast Company, te cuentan cómo Tu perfil de personalidad tiene mucho que ver en este tema.

  • Los introvertidos ganamos energía cuando tenemos tiempo con nosotros mismos para reflexionar. Nos quita energía estar con gente horas y horas de forma continuada. A estas personas, les facilitarás la vida e impulsarás su potencial creativo si les dejas espacio, incluso les liberas de llamadas, para permitirles pensar. También agradecerán ver formatos en vídeo sin tener que ser en directo ni en grupo.
  • Por otro lado, los extrovertidos pedirán mayor interacción y por tanto agradecerán las videollamadas. Que cada cual se organice.

Para encontrar el equilibrio, te proponemos 4 acciones que hemos visto en muchas compañías para las que trabajamos durante estos últimos meses:

  • Reserva un día a la semana sin Zooms, Teams o similar.
  • Intenta que las llamadas no sean de más de 30 mintuos.
  • De forma excepcional, crea la opción de crear llamadas de 45 minutos si el tema requiere de mayor profundidad. Con esto, conseguirás que las personas dejemos de ir a las reuniones “a ver qué pasa”. En cambio, iremos a las que somos imprescindibles. E iremos preparados.
  • Ofrece la posibilidad de ir a la oficina algunos días a la semana, cuando la ocasión lo requiere.

 

3. Integra la creatividad y la innovación en el día a día de las personas

Demasiadas veces, los talleres de innovación se crean como una excepción a la norma. Como algo distinto a la realidad. ¿Por qué no cambiar este enfoque? ¿No debería ser la innovación, algo normal, natural? Para ello, crea herramientas que faciliten la integración de la innovación en el día a día en remoto. Que se convierta en una tarea más.

Identifica todo aquello que se puede hacer sin sesiones grupales. Y trabaja para que los equipos puedan avanzar de forma autónoma. Hazte prescindible. Empodera, proporciona herramientas, guías, y soluciones para que no te necesiten en una sesión grupal. Y luego selecciona muy bien cuándo realizar talleres virtuales para seguir avanzando de forma colaborativa.

 

móvil garabatos plastidecor

Con Chiesi España, hemos reenfocado Neostart, la comunidad de innovadores en el ámbito de la neonatología, convirtiéndola en un grupo de LinkedIn en que los innovadores colaboran para proponer propuestas creativas a retos en este ámbito. No hacen falta talleres.

IDEO, la firma global de consultoría de innovación y diseño, tiene sus “diarios” (que ya utilzaba antes de la pandemia), que reparte entre sus trabajadores y clientes, para facilitar la captura de insights de usuario, una tarea más a realizar en el día a día. Y una forma de mantener la creatividad de los equipos sin que la pandemia afecte. De hecho, es mayor ahora la capacidad de captura de insights de usuario, el método insignia de esta gran firma de diseño e innovación.

 

4. Da voz a los que normalmente no la tienen

En TMB Innova, la comunidad de agentes de innovación internos de TMB, se está extendiendo actualmente al conjunto de profesionales de la organización, como por ejemplo los trabajadores de Bus y Metro que están cerca de cliente y que típicamente quedan lejos de los proyectos de I+D.

Un tipo de iniciativa que en SDLI hemos trabajado mucho: incorporar a los que están más cerca de cliente, como es el caso del Hospital de Sant Pau, con la innovación desde enfermería.

Como siempre decimos, la diversidad es una de las claves para la innovación. ¡Y tenemos una gran oportunidad!

 

5. Haz entrar a personas nuevas en las conversaciones

Las herramientas digitales permiten crear conversaciones con personas que nunca habíamos caído que teníamos al alcance. Y que pueden aportar mucho valor en tu proceso de innovación.

Por Ejemplo, de nuevo en Som-inn Port, hemos incorporado en las sesiones creativas a emprendedores como Joan sanmartí, fundador de Exum (que recientemente consiguió su primera ronda de financiación), y a Jordi Valls, fundador de Mentor-VR y Paseo.me.

 

6. Comparte aprendizajes

otro de los “pains” de trabajar en remoto es el impacto en la comunicación interna, entre equipos. Lo cual impacta en la gestión del conocimiento, y en la transmisión de aprendizajes entre colegas.

Por ello, te propongo que establezcas una sesión virtual cada xx semanas (la frecuencia la decides tú en base a tu contexto), para que una persona de la organización cuente un proyecto (con cliente o interno), desde la perspectiva personal:

  • Sobre lo que ha aprendido
  • Qué le ha costado hacer
  • Cómo cree que necesita mejorar
  • Temas en los que necesita de opinión de sus colegas

Lo bueno de este formato es que, en lugar de convertirse en una conferencia, es realizable sin presentación alguna, y puede facilitar la conversación entre los asistentes a la sesión virtual. Algo tan difícil estos días, y que tanto daño hace a la creatividad y el trabajo en remoto.

 

7.  Seguimiento de las personas a nivel personal

La velocidad de lo online hace que demasiadas veces nos centremos estrictamente en la producción. Ocúpate de los aspectos personales, crea conversación fuera del puro trabajo. Es sabido que si algo te preocupa, lo que más te servirá será hablar de ello. Aplica el cuento. Aquí tienes una propuesta de cómo crear este tipo de conversaciones de forma virtual.

En Getlighthouse tienen incluso una propuesta de preguntas a realizar:

  • ¿Cuál es tu lado favorito del trabajo en remoto?
  • ¿Cual es tu rutina diaria?
  • ¿Te sientes incluida en el trabajo en remoto?
  • ¿Cómo te funcionan las herramientas que utilizamos para tu trabajo en remoto?
  • ¿Con quién te gustaría tener más conexión, respecto a la situación actual?
  • ¿Vienes tantos días a la oficina a la semana: es demasiado o demasiado poco para ti?
  • ¿Cómo te puedo ayudar a tu trabajo en remoto?

 

8. Actividades de relajación y desconexión, en equipo.

Para combatir la soledad y el aislamiento que algunos experimentan con el trabajo en remoto, vemos como algunas compañías trabajan el team building social entre los miembros de equipos, de forma virtual.

Organiza pizza days, virtual beer meetups, o sesiones de yoga virtuales. Fomenta la relajación y la desconexión. El proceso de incubación de nuevas ideas se hace cuando se desconecta del problema (conscientemente). Así ayudarás a tu equipo a ser más creativo y a ser más ágiles en su comunicación virtual.

manos lego piezas

 

9. Dirección clara

En tiempos de comunicación limitada (por la reducción del cara a cara), es más importante que nunca que la dirección de la compañía envíe mensajes claros, breves, y nunca contradictorios.

¿Hacia dónde va la compañía? ¿Cuál es la apuesta estratégica? ¿Dónde invertiremos y dónde no? ¿A qué tema vamos a dedicarle esfuerzo y thinking?

La respuesta a todas las preguntas estratégicas debe ser una y concisa. Más, en tiempos inciertos. Eso sí, abiertos al cambio. ?

 

10. Saca tu lado divertido

Los emoticonos, las bromas, los gif’s, o las noticias random que compartimos en SDLI, son un gran aliado para generar sonrisas en remoto. Lo podrías decir en un texto cualquiera, pero seguro que conectarás más con algunas de estas herramientas. ¡Recuerda que la distensión y la diversión son una parte muy relevante de la experiencia del trabajador!

 

Muchas gracias por leernos. Y si te ha servido para fomentar la creatividad y el trabajo en remoto, al mismo tiempo que para fomentar el cambio en tu entorno de trabajo, te agradecermos que compartas y nos menciones. ¡Un abrazo (virtual)!

Ignasi Clos

MSc in Business Innovation por Deusto Business School. Economista especializado en International Business y Marketing. Profesor de Innovación, Open Innovation y Entrepreneurship en UOC y Esci-UPF. Creador del método i-flow de transformación culturar para la innovación. Aglutina más de 15 años de experiencia como consultor de internacionalización, estrategia, innovación y transformación organizativa y cultural, primero en Acció, después en Deloitte, y finalmente en SDLI, donde es Socio Fundador y Director de Estrategia y Comunicación desde 2012. Había trabajado previamente como experto en internacionalización para diversas compañías (Fluidra, Novartis). Experiencia profesional en Estados Unidos (Miami & Nueva York). Es Socio de Induct Software, herramienta digital SaaS de gestión de la innovación abierta.

    Escribe un comentario

    Tú correo no será publicado.*