16 ejes de transformación organizativa para crear contextos corporativos para la innovación

16 ejes de transformación organizativa para crear contextos corporativos para la innovación

El 80% de los CEO del mundo considera que la innovación es prioritaria para sus organizaciones, pero solamente el 6% de ellos está realmente satisfecho con los resultados de innovación. De hecho, según un estudio de McKinsey, sólo el 2% de las compañías saben combinar la explotación del negocio con el ciclo de explotación de la innovación. Según parece, hay alguien que no está afrontando la transformación organizativa que exige la Sociedad de la Innovación… ¡Os cuento!

A todo esto, debemos añadir un dato nuevo, aún más importante que los anteriores: la fuerza laboral: Y es que hasta un 87% de los trabajadores, incluyendo managers a nivel mundial, están desmotivados (desconectados) con las tareas que realizan a diario en las organizaciones para las que trabajan, según la consultora Gallup, pionera en el análisis de clima laboral global.

¿Alguien piensa todavía (a estas alturas de la “película de la innovación”) que la desmotivación laboral, la poca capacidad de innovación y satisfacción con las compañías de cualquier ámbito y tamaño son dos temas que no están íntimamente relacionados?

La clave de la innovación: la transformación organizativa

La explosión tecnológica que vivimos nos ilumina tanto, que frecuentemente no nos deja ver algo que es conocido desde hace décadas: la clave de la innovación. Va más allá de la tecnología, ya que está en las personas, en su motivación intrínseca para la innovación, y la transformación organizativa necesaria para fomentar (¡o no reducir!) la motivación para la innovación. Si queremos crear una organización innovadora, antes que comprar startups o crear innovation labs, necesitamos crear contextos organizativos que fomenten la creatividad y la innovación en las personas que la componen.

Innovation Lab
Primer “innovation lab en el cielo”, creado por British Airways en 2013, desaparecido en 2016.

De esta manera, se convierte en algo necesario el hecho de afrontar la transformación organizativa para crear el contexto corporativo para la innovación y también para la superación del dilema del innovador.

Hoy comparto con vosotros 4 áreas clave y 16 ejes de transformación organizativa en las cuales, las compañías a nivel global están apostando para crear contextos corporativos impulsores de la creatividad y la innovación. Si la empresa donde trabajas no está impulsando ninguno de ellos, ¡plantéate un cambio!

Área clave 1: soporte de la innovación en la organización

Las organizaciones que invierten entre un 1% y un 5% de su facturación en innovación crecen 3 veces más que el resto de las empresas de su sector, según el informe PWC. El soporte organizativo hacia la innovación es relevante. Los siguientes cuatro elementos de la inversión en innovación son clave para fomentar la transformación organizativa para la innovación:

  1. Innovación ágil: capacidad de la organización para moverse de forma ágil, más allá de planes estratégicos estáticos y a largo plazo, desconectados de la realidad. Además, ofrecen la capacidad de hacer que la innovación ocurra cuando sea, desde donde sea, y sin necesidad de pasar por barreras burocráticas internas.
  2. Innovación participativa: según estudios globales, el 79% de los trabajadores de grandes organizaciones dicen que sus ideas son recibidas con escepticismo o incluso hostilidad. Bien al contrario, la capacidad de innovar de una organización pasa por fomentar la empatía como habilidad, identificar las necesidades del usuario y las ideas de todos, más allá del personal de I+D (en especial, los que están más cerca del usuario final). Eso significa también que la innovación no sólo puede basarse en el producto o la tecnológica: Se trata de entender, desde una perspectiva amplia, que la innovación es un nuevo valor que exige ser democratizado.
  3. Capacidad de Experimentación: la máquina de café Nespresso llegó tras 25 errores previos, lo que nos lleva a pensar que las compañías que más innovan son también las que más fracasan. El error es parte intrínseca de la innovación, aunque la mayoría de las organizaciones no llegan a aceptarlo. Para crear una auténtica cultura de innovación, necesitas fomentar la confianza, la aceptación del error y el reconocimiento al esfuerzo de los innovadores corporativos.
  4. Compromiso con la innovación: Para poder cubrir las necesidades del proceso de innovación a largo plazo y apostar por la implementación de nuevas soluciones innovadoras, es básico asegurar el compromiso de todos. Sobre todo, cuando las cosas van mal y las nuevas ideas pueden salvar el negocio (antes que sea demasiado tarde). Además, me gusta recordar que, una de las más fieles demostraciones de compromiso es la paciencia: los resultados nunca llegan a corto plazo… y los resultados de la innovación van más allá de lo económico-financiero.
cementerio Google
“El cementerio de innovaciones de Google” demuestra su elevada capacidad de experimentación.

Área clave 2: Liderazgo para la innovación

Aquellas compañías que son capaces de desarrollar un liderazgo para la innovación, lo que algunos llaman el Level 5 leadership, tienen mejores resultados económicos a largo plazo.

Se basan en la cultura de la confianza, el propósito auténtico y la humildad con el objetivo final de transformar la sociedad.

  1. El sentido de propósito: el propósito de empresa, alineado con el propósito de las personas que componen la organización, crea la magia necesaria para implicar a los profesionales en los retos del día a día.
  2. ADN innovador: el ADN innovador es aquel que cree en el talento interno, fomenta la discrepancia constructiva, impulsa un liderazgo distribuido pero, sobre todo, da ejemplo desde la humildad para alcanzar un objetivo común.
  3. La empresa como comunidad social: El Business is personal y las personas tenemos intereses, motivaciones, aspiraciones y relaciones propias. Más allá de la jerarquía y el organigrama, nos importa crear entornos informales y relaciones personales sólidas, justas e igualitarias, para crear ambientes organizativos innovadores. Ha llegado el fin del organigrama que sólo apunta hacia el jefe. ¡Viva el sociograma!
  4. Sesgo a la acción: la Sociedad de la Innovación no permite actitudes de espera, de reacción, de mirar por el interés individual en vez de al usuario final. Esto nos ha llevado a dar más importancia a la planificación que a la acción, creando parálisis en más de una ocasión. ¿Actuamos, en nuestro día a día, priorizando la necesidad del usuario final, con un sesgo para la acción y el descubrimiento y evitando la parálisis por análisis?
Gore
Gore, empresa reconocida por su liderazgo con propósito auténtico

Área clave 3: Empresa abierta, colaboración radical en todos los niveles y direcciones

Según estudios globales de productividad y satisfacción del empleado, como los de Oracle, demuestras que estos dos valores crecen en entornos abiertos y colaborativos. La productividad aumenta en un 15% y la satisfacción en un 13%. En el caso de las organizaciones no colaborativas, la primera se queda en el 2% y la segunda… ¡baja un 2%!

  1. Equipos autónomos conectados: la co-creación y el liderazgo distribuidos, el trabajo por equipos diversos y por proyectos, bajo un marco general común, son características de las empresas abiertas con entornos de trabajo colaborativos.
  2. Transparencia radical: la capacidad de capturar información y convertirla en conocimiento interno compartido es una ventaja competitiva de las organizaciones innovadoras. En estos casos, la información no se utiliza (se esconde) como forma de poder, sino que se comparte y se convierte en conocimiento útil para empoderar a los trabajadores.
  3. Colaboración con Startups y tecnología: las empresas del futuro serán tecnológicas o no serán. A pesar de que vivimos en la era de la revolución tecnológica, a muchas organizaciones y personas, la tecnología les queda lejos. Es necesario acercarla y hacerla más amable para que todas las organizaciones sean capaces de entender el impacto que tendrá en su negocio. Así mismo, empezar a adaptarse e innovar a través de ella, ya sea por iniciativas de vigilancia tecnológica corporate venturing o simples rondas de networking con startups.
  4. Engagement a través de comunidades: una de las claves del éxito de las organizaciones de la Sociedad de la Innovación es el engagement con stakeholders a través de las comunidades. Estas permiten crear relaciones potentes para comprender mejor al usuario, ofrecer valor en base a sus necesidades y conseguir verdaderos enamorados de la organización.
Almirall Share
Almirall, ofrece su I+D a cualquier investigador del mundo para impulsar proyectos en el ámbito de la dermatología a través de su programa Almirall Share.

Área clave 4: la experiencia del empleado, ¡enamóralo!

Se registra un 16% menos de fracasos en las empresas que otorgan a sus trabajadores más autonomía en el lanzamiento de proyectos innovadores. Además, se ha constatado que somos un 12% más efectivos cuando nos sentimos felices en el entorno de trabajo, mientras que los infelices son un 10% menos productivos. Y como demuestran las organizaciones más innovadoras, la felicidad o el flow no se consigue con soluciones a corto plazo, sino creando soluciones que satisfagan a largo plazo que enamoren al trabajador: libertad, desarrollo y realización.

  1. Autonomía del trabajador: uno de los elementos que más valoran los trabajadores es tener la capacidad de tomar decisiones en base al conocimiento adquirido. Esta es una práctica inteligente desde el punto de vista empresarial. Las “organizaciones liberadas” en las que los empleados toman decisiones de forma autónoma, sin la imposición del jefe, sencillamente tienen mejores resultados. ¡Fin a las jerarquías! Bienvenidas las empresas sin jefes.
  2. Desarrollo personalizado: la experiencia positiva del trabajador depende de la capacidad que tienen las organizaciones para ofrecer retos adecuados a sus trabajadores. Una buena elección garantiza que se desarrollen según sus capacidades, habilidades e intereses particulares. Deja de poner límites al potencial de los trabajadores: asegúrate que cada día disponen de un reto de desarrollo personal.
  3. Cultura de reconocimiento: Uno de los elementos clave de la cultura de innovación es la desinstitucionalización del feedback. Una persona se sentirá valorada cuando el reconocimiento sea natural, informal, mire a futuro y sea constructivo. Además, la gratitud en el trabajo es algo tan sencillo y tan raro, a la vez… Dar gracias al trabajador aporta valor y las organizaciones más innovadoras ya lo están utilizando para construir su cultura de innovación.
  4. Realización personal: El trabajo siempre ha sido el lugar donde mostramos nuestro lado más profesional, típicamente masculino y racional. Sin embargo, somos personas con sentimientos, emociones y aspiraciones, que nos gusta disfrutar de lo que hacemos. Las organizaciones innovadoras son aquellas que desarrollan prácticas que permiten mostrarse en plenitud, donde el trabajo supone una parte natural de la vida, una parte a través de la cual las personas se realizan.
Chapo
La compañía Sanofi invierte en el valor de la gratitud para crear entornos colaborativos más agradables, felices y alineados con la cultura organizativa, a través de la plataforma Chapó de Induct.

La transformación organizativa: el reto real de la Sociedad de la Innovación ¡hazlo tuyo!

Como veis, la transformación organizativa para crear contextos de innovación es un reto para todos… ¿Cómo conseguiremos llegar hasta allí?

Recuerda lo siguiente: “Las personas no se resisten al cambio, se resisten a ser cambiadas”. Desde Sociedad de la Innovación te recomendamos que sigas esta filosofía y hagas participar a tus trabajadores. Esto te permitirá descubrir en qué punto está tu contexto organizativo para la innovación y podréis diseñar nuevas prácticas organizativas que incrementen la cultura de innovación de la organización.

David Kelley Ideo

Cómo líder, es clave que entiendas que tu rol principal, en la Sociedad de la Innovación, es crear y mantener el contexto organizativo y la cultura de innovación.

¡Buena suerte!

The following two tabs change content below.
Ignasi Clos

Ignasi Clos

Socio y Director de Proyectos de Innovación Abierta en Induct SEA, S.L.
Graduado en Negocios y Marketing internacional. Fue consultor de internacionalización en las oficinas de los Estados Unidos de Acc10 (Nueva York y Miami) durante 2 años, consultor de Estrategia y Operaciones en Deloitte, SL durante 4 años, y desde 2010 está involucrado en el mundo de la innovación y el emprendimiento, como consultor para pequeños emprendedores, y como Socio Director de Proyectos de Innovación Abierta en la oficina en Barcelona del Grupo Induct. Es professor de Innovación y Emprendimiento en la UPF.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviarnos tus datos manifiestas que has leído y aceptas nuestra Política de privacidad y cookies