Comunidades de Innovación_Kim Conference

Las comunidades de innovación, clave para sacudir la capacidad creativa de las organizaciones

(POST ACTUALIZADO JULIO 2020). Durante los últimos años venimos transmitiendo el mensaje de la importancia de la innovación abierta y de mirar hacia afuera para romper el dilema del innovador de una forma eficaz. Más que de plataformas digitales y herramientas de gestión de la innovación (que también), necesitamos hablar de comunidades de innovación. El matiz es importante, y hoy lo explicamos. Unos cuantos expertos a nivel internacional hablan de la necesidad de construir comunidades para asegurar el éxito de cualquier organización. Así os cuento sobre ello.

La sociedad de la innovación obliga a gestionar desde la colaboración

Creciente presión para afrontar el cambio

Las organizaciones necesitan romper los muros mentales y físicos que nos hemos autoimpuesto desde que entramos en la escuela de pequeños. En la era de la aceleración tecnológica y el mundo VUCA, necesitamos nuevos modelos colaborativos de gestión, para sobrevivir (a nivel empresarial, pero también cada uno de nosotros como profesionales) en lo que llamamos la sociedad de la innovación.

En esta nueva realidad, las organizaciones deben entender que han perdido el control sobre lo que ocurra en su mercado, debido a:

  • El creciente ritmo de cambio tecnológico
  • Complejidad del entorno, de los retos de las organizaciones y de la tecnología que surge.
  • El poder de decisión cada vez más en manos de los usuarios (el “crowd”).
  • Pérdida de confianza de los usuarios hacia las instituciones.
  • Compra por identidad y valores, no por funcionalidades ni marketing.
  • Tendencia hacia la sociedad de coste marginal cero
El creciente ritmo de cambio en la sociedad de la innovación
El creciente ritmo de cambio en la sociedad de la innovación

La colaboración como única salida posible

Esto obliga a profesionales y organizaciones a ser mucho más ágiles que antes y, sobre todo, a estar en contacto con sus agentes de interés de forma constante, colaborando, para conseguir algo, algún objetivo concreto: identificar tendencias, necesidades, u oportunidades de innovación, compartir objetivos y habilidades para desarrollar nuevos servicios o modelos de negocio… Lo que sea que cada organización tenga como objetivo estratégico, ¡no lo conseguiremos solos!

Esto es lo que llamamos “colaborar a través de comunidades de innovación”. Porque las organizaciones ya no son un ente aislado y desconectado desde las cuales vendemos nuestros productos y servicios. Las organizaciones aportan valor a su comunidad, o mueren. De hecho, el 72% de las ideas de éxito en las organizaciones vienen del conjunto de trabajadores, el 20% de personas externas (estudiantes, profesores, usuarios, clientes, startups…) y sólo el 8% viene directamente de la I + D.

Hay datos muy exactos en cuanto a lo que realmente es importante para tu organización, y está ocurriendo fuera de tus cuatro paredes: en el ámbito de las bibliotecas, más del 25% de las ideas de éxito vienen de los trabajadores. En el ámbito de los deportes extremos, más de un tercio de las ideas de éxito vienen de los usuarios, que como en el caso de la “mountain bike”, ¡incluso la crean los propios usuarios!

Por eso son tan importantes las plataformas digitales para gestionar la innovación de forma colaborativa.

Comunidades de Innovación_Plataforma
Plataforma Induct

Qué es una comunidad de innovación

Así, en definitiva, una comunidad de innovación es un entorno de colaboración alrededor de un propósito claro y compartido, enfocado a la generación, adopción y difusión de proyectos innovadores con impacto de negocio.

Típicamente, se basan en la combinación de herramientas digitales colaborativas, con el uso de metodologías ágiles para impulsar la colaboración. Y en cualquier caso, tienen unas normas de funcionamiento muy distinto al día a día de las organizaciones, entre otras:

  • no hay jerarquías
  • centradas en el usuario
  • aprendizaje a través del prueba-error
  • transparencia

Grados de apertura de las comunidades de innovación

Pero la clave no está en la herramienta (sólo), y la pregunta que uno debe hacerse tampoco es “colaborar o no hacerlo”, sino:

¿Y yo, con quién colaboro? En tu entorno, hay agentes de diferente perfil, que pueden aportar un valor distinto a tu organización. En SDLI nos gusta hablar de la “triple mirada”:

  • Agentes internos (trabajadores, colaboradores, I+D…): aquí la solución pasa por crear comunidades de innovación corporativas con agentes de innovación internos, cuanto más cerca del cliente externo, mucho mejor. Las conocidas iniciativas de participación bottom-up, Un ejemplo en el que hemos trabajado y del que hemos hablado aquí: Innòbics, la comunidad de innovación del ICS.
  • Agentes que se encuentran alrededor de nuestra organización, dentro de nuestro sector (proveedores, socios, competidores, clientes, usuarios, prescriptores, profesionales del sector…): aquí hay varias aproximaciones, como las comunidades de innovación de incubación de ideas, innovación en la cadena de suministro, co-innovación con competidores u otras empresas del sector, co-creación con clientes y usuarios… Otro ejemplo en el que estamos directamente implicados: Som-Inn Port, la comunidad de innovación del Ecosistema Portuario de Tarragona.
  • Agentes externos (estudiantes universitarios, investigadores al otro lado del planeta, startups…). De este tipo de agente surgen comunidades de innovación como las plataformas de open innovation, por ejemplo, que tienen las grandes farmacéuticas, o el lanzamiento de retos universitarios, iniciativa que también realizan grandes marcas a nivel internacional para capturar talento e ideas creativas. Un ejemplo más del que os podemos hablar de primera mano: Almirall Share, la plataforma de open innovation en dermatología.

Tipos de comunidades de innovación abierta

¡Ojo! Debes entender que hay diferentes niveles de comunidad de innovación, según la ambición y el impulso que le quieras dar.

Nivel 0: buzón de sugerencias

El nivel más bajo sería la comunidad estilo “buzón de sugerencias”. Imaginemos una empresa que crea una página web para captar ideas de clientes y usuarios, pero nada más. Eso directamente significaría el fracaso de tu iniciativa de open innovation, porque:

  • No se crea un alineamiento con el propósito a alcanzar, una dirección (alto ratio noise/signal, las ideas no responden a ninguna necesidad concreta)
  • Se desconoce lo que ocurre “dentro”: ¡falta de transparencia!
  • Falta de compromiso para la implementación (no se asignan recursos para filtrar e implementar)
  • No se trabaja la cultura colaborativa… ¡No se implica al agente externo al cual le estamos pidiendo su esfuerzo!
Comunidades de Innovación_Buzón de sugerencias
Buzón de sugerencias

Nivel 100: modelo de negocio basado en la comunidad

El nivel más avanzado, por otro lado, de innovación abierta, sería el de comunidad de innovación como modelo de negocio. Es decir, organizaciones como Wikipedia, Springwise, Mozzila,  o Threadless, que basan su existencia en la colaboración con su ecosistema, a través de la aplicación de la inteligencia colectiva. Las claves del éxito en este caso son, entre otras:

  • Modelo de negocio basado en el crowd
  • Responde a una causa común que atrae a los más “lovers”
  • Aportación de valor directa e instantánea, sé lo que ocurre cuando participo
  • Sentimiento de pertenencia a la comunidad
  • Reconocimiento y visibilidad de aquellos que más aportan a la comunidad…

Cómo crear una comunidad de innovación

Y entre el nivel 0 y el 100, hay un mar de posibilidades que puedes aplicar, pero que siempre deberán pasar por los 4 pasos siguientes para crear una comunidad de innovación de éxito, antes de lanzarte a crear una plataforma digital:

  1. Define el modelo de comunidad que quieres (estrategia, procesos, organización y cultura, sistema de incentivos…)
  2. Crea el entorno colaborativo adecuado (stakeholders adecuados, plataforma digital colaborativa, espíritu de participación y colaboración entre los participantes…)
  3. Gestiona el ciclo de innovación a través de metodologías ágiles, haciendo que las cosas ocurran.
  4. Ofrece un retorno y celebra el esfuerzo realizado por parte de los participantes (¡hayan generado soluciones de éxito o no!)

 

Comunidades de Innovación_Aalborg
“Connecting nurses” de Sanofi: ejemplo de colaboración de hospitales con los equipos de enfermería y la industria farmacéutica y tecnológica, en el hospital de Aalborg, Dinamarca. 

 

El siguiente nivel: conectando comunidades de innovación en busca del Efecto Medici

No es oro todo lo que reluce en la Open Innovation

En 2019, H. Chesbrough publicó el libro “Open Innovation results: beyond the hype and getting down to results“, que podréis encontrar en nuestra Biblioteca del Innovador. El profesor y Dean de la Haas Business School de Berkeley recuerda que la tecnología ha acelerado gracias a la Open Innovation, pero no lo ha hecho tanto la productividad de las organizaciones. Algo no hacemos bien todavía.

La diversidad: el factor clave de la innovación abierta

Matthew Hyed recuerda en su libro “Rebel Ideas“, la importancia de la diversidad para la innovación en las organizaciones. Lo mismo ocurre en las comunidades de innovación. Si siempre implicamos a las mismas personas, acabamos en situaciones de:

  • Ceguera colectiva
  • Efecto eco
  • Pensamiento de grupo

El liderazgo del Renacimiento sin embargo se caracterizó por conseguir un crecimiento sostenido a través de la colaboración de distintas disciplinas, que se juntaban para competir juntas. Coopetición, más que competición. Hemos hablado de innovación abierta con competidores en el pasado. Tiene todo el sentido del mundo: ocurre lo mismo con tus comunidades de innovación. Necesitas introducir diversidad, necesitas conectarlas con otras comunidades, para evitar el efecto del rendimiento decreciente. El proyecto Neostart o el mecionado Som-Inn Port del Port de Tarragona, son buenos ejemplos empresariales cercanos.

En definitiva, no olvides algo muy importante para el futuro de tu empresa: tu capacidad de innovación ha dejado de pertenecer desde hace tiempo al directivo, o al área de I+D. Si quieres sobrevivir, la innovación debe formar parte de la cultura de la organización, y ésta necesita conectarse con una variedad de comunidades de innovación.

Esa es la filosofía que te va a salvar la vida en la sociedad de la innovación.

¡Suerte y feliz colaboración!

Ignasi Clos

MSc in Business Innovation por Deusto Business School. Economista especializado en International Business y Marketing. Profesor de Innovación, Open Innovation y Entrepreneurship en UOC y Esci-UPF. Creador del método i-flow de transformación culturar para la innovación. Aglutina más de 15 años de experiencia como consultor de internacionalización, estrategia, innovación y transformación organizativa y cultural, primero en Acció, después en Deloitte, y finalmente en SDLI, donde es Socio Fundador y Director de Estrategia y Comunicación desde 2012. Había trabajado previamente como experto en internacionalización para diversas compañías (Fluidra, Novartis). Experiencia profesional en Estados Unidos (Miami & Nueva York). Es Socio de Induct Software, herramienta digital SaaS de gestión de la innovación abierta.

Leave Your Comment

Your email address will not be published.*

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para medir tu actividad en éste sitio web y mejorar el servicio ofrecido mediante el análisis de tu navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies