El futuro de la movilidad urbana: Innovación y cambio de paradigma

[ACTUALIZADO SETIEMBRE 2021]

La pandemia de la Covid-19 ha supuesto un acontecimiento excepcional en gran parte de todos los sectores. En el sector de la movilidad, ha acelerado los cambios y las tendencias incipientes en las que el sector ya estaba trabajando.

A pesar de las dificultades, el sector no ha renunciado a la transformación de su modelo de negocio. Ni tampoco al compromiso de seguir avanzando a través de los ejes que configurarán su futuro.

 

¿Cuál es al porvenir de la movilidad del futuro?

La tecnología ha marcado la diferencia en la hora de abordar la crisis que el coronavirus ha desencadenado en el sector de la movilidad. La tendencia en las grandes ciudades ha sido el aumento del vehículo privado y los desplazamientos a pie, en bicicleta o patinete eléctrico, ante la amplia reducción del uso del transporte público. ¿El motivo? El ciudadano prefiere un medio de transporte que disminuya el riesgo de infección.

Sin embargo, la nueva movilidad ha cambiado el modelo de ciudad al que estábamos acostumbrados hasta ahora. Cada vez se ofrecen más servicios relacionados con el uso compartido de los vehículos y de los viajes. Desde carpooling, carsharing (con más de 15 millones de usuarios en todo el mundo y 400.000 en España), motosharing (donde España se posiciona como líder mundial), entre otros. Así pues, las aplicaciones móviles son factores clave para el desarrollo del sector de la movilidad. Favorecidas por la hiper-conectividad y la evolución de las TIC’s, proporcionan una amplia variedad de modas de transporte públicos, privados y compartidos con el objetivo de ofrecer soluciones de movilidad multimodales, integradas y digitales.

Está claro que el futuro de la movilidad no va a llegar por parte de un solo medio si no de la conjunción y coordinación de diferentes modos de transporte y un ejemplo de ello es el Mobility As A Service (MaaS). Este concepto se enfoca en cómo consumiremos los medios de transporte en el futuro. La movilidad pasa a ser un servicio al que se accede mediante una única plataforma. Dicha plataforma integra la planificación de rutas, la reserva del transporte, la emisión de billetes electrónicos y el sistema de pago. Teniendo en cuenta todos los modos de transporte de la ciudad, tanto públicos como privados.

 

Mobility As A Service

 

No podemos pasar por alto la llegada de la conexión 5G. Esta tecnología implica un salto hacia un nueva movilidad conectada. Algo que permitirá vincular el vehículo con su entorno y anticipar de este modo situaciones de riesgo en tiempo real. Teniendo en cuenta que el sector de la movilidad genera millones de datos, el Big Data está transformando la movilidad urbana, ya que poseer información de calidad y hacer un buen uso de ella es indispensable para proporcionar modas de desplazamiento alternativos. MaaS pide a los pasajeros que indiquen cómo se mueven a diario para poder mejorar sus desplazamientos de manera más fácil, ágil y sostenible sin tener que recurrir al vehículo privado.

Implica posicionar las necesidades del usuario en el centro del desarrollo del nuevo modeloLas inversiones destinadas en I+D+y son muy necesarias, considerando el cambio productivo en el que se encuentra actualmente este sector, el cual está intentando avanzar hacia la Industria 4.0.

Es necesario mencionar el compromiso que el sector tiene con el desarrollo de tecnologías de cero y bajas emisiones, cuando se hace referencia a la movilidad del futuro. No hay duda en que el automóvil eléctrico supone unos grandes beneficios al reducir la emisión de CO2, pero mantiene el inconveniente del espacio que ocupa. Los vehículos urbanos implican congestión y zonas de estacionamiento, limitando las posibilidades de diseño de la ciudad del futuro.

 

El reto está en cambiar el rumbo de la movilidad y definir un nuevo patrón que priorice los modos activos frente al vehículo privado.

Rediseño del modelo de negocio: Innovar o morir

La industria de la automoción está experimentando una transformación radical hacia un nuevo ecosistema. Las compañías se están preparando para ello definiendo otros modelos de negocio y asociaciones, decidiendo dónde y cómo jugar para ganar.

Las empresas y la administración pública deben preguntarse cuál es el rumbo que van a seguir las ciudades para adaptarse a ellas. El desarrollo de las Smart Cities debe tener detrás un plan estratégico y una visión a largo plazo sobre cuáles son y serán las necesidades de los ciudadanos en aspectos de movilidad y transporte. Y para ello, es fundamental explorar soluciones innovadoras que se adapten a la cultura del cambio.

La forma en que viajamos está cambiando y las instituciones deben reconsiderar cómo van a crear valor en este entorno. Es el momento de la innovación disruptiva en movilidad, de la colaboración entre entes públicos y privados para diseñar el mejor futuro de nuestras ciudades.

 

IMC: nueva edición del Congreso internacional sobre movilidad por excelencia

Si te interesa este tema, los días 21 y 22 de septiembre se celebra el IMC International Mobility Congress en Sitges, Barcelona. Durante todo el día 21 de septiembre, nos encontraréis en un estand que hemos diseñado para co-crear soluciones ambientadas en la movilidad del futuro. No dudes a pasarte por nuestra zona. No solo será un espacio de co-creación dinámico, sino que también podrás conectar con diferentes representantes de sector, generar nuevas oportunidades y despertar tu capacidad creativa e innovadora. Encontrarás como inscribirte aquí.

 

 

Helena Aguilar

Graduada en Negocios y Marketing internacional en ESCI-UPF y en Magisterio en la Universidad de Barcelona. Ha trabajado en el sector de la automoción y se ha centrado en el área de innovación y emprendimiento. Ha recibido premios de reconcomiendo por proyectos como MOVe-U, idea de negocio que aporta soluciones a los retos de la movilidad del futuro. Actualmente trabaja como consultora de Innovación Abierta en Induct SEA en el sector educativo y de movilidad.

Escribe un comentario

Tú correo no será publicado.*