Comunicación innovación

Retos de comunicar la innovación

Como es normal, solemos centrarnos mucho en la innovación en sí misma, tendencias, metodología, en los proyectos que hacemos, etc. Pero en este artículo vamos a cambiar ligeramente para explicar cómo la comunicación es una parte importante e inseparable de cualquier proyecto de innovación, ya que acompaña el viaje de la organización en el proceso dando soporte a ese cambio.

Un primer punto es el propio uso de la palabra innovación, una de esas palabras que de tanto usarse – muchas veces mal – da la sensación de que se ha agotado comunicativamente, parece que ha perdido su valor y es por eso por lo que algunos buscan otras palabras para evitarla. Nosotros creemos que no es buena idea dejar de utilizarla, ya que, en su contexto, se puede resignificar de una manera muy potente.

Cuando hablamos de comunicación de la innovación podríamos pensar que sólo se trata de explicar una iniciativa de innovación una vez la hemos acabado para generar buena reputación de la organización, incluso en algunos casos para alimentar un cierto teatro de la innovación que busca un show que no aporta valor, pero en lo que hemos aprendido en estos años tanto trabajando en proyectos como comunicándolos es que esa comunicación bien utilizada facilita muchísimo los procesos.

¿En qué momento incide la comunicación en la innovación?

Como resumen podemos decir que la comunicación está presente en todas las fases de un proceso de innovación, y que afecta tanto en la comunicación interna como en la externa, pero vamos a verlo con detalle.

Antes de iniciar el proyecto de innovación

Un proyecto de innovación supone cambios en unan organización, y los cambios en estructuras que están establecidas pueden afectar a las personas que conforman esa organización. Podríamos decir que digerir la innovación es un reto para muchas organizaciones que puede incomodar haciendo que miembros de esas organizaciones puedan sentir fuera del proyecto o incluso de la propia organización.

Es por eso por lo que antes de empezar con el proyecto es importante poder tener un plan de comunicación que explique los básicos para que la organización entienda por qué es necesario ese proyecto y se acostumbre al vocabulario de la innovación, y así nadie se pueda sentir excluido, aunque no participe en las iniciativas de innovación.

Los puntos principales de ese plan serían:

  1. Qué es la innovación
  2. Por qué la innovación es importante en la organización y cuáles son sus objetivos
  3. Cuáles son las metodologías y un glosario de palabras clave (este glosario en nuestra experiencia es clave)

Este plan debería alinear a la organización y prevenir posibles bloqueos posteriores.

Para hacerlo podemos utilizar canales como

    1. Entrevistas uno a uno
    2. Presentaciones
    3. Repositorios de información como pueden ser Sharepoints, webs o intranets

Aunque lo ideal es combinarlos y crear una ruta, una historia que sirva para que las personas en la organización sean capaces de seguir su curva de aprendizaje y no sentirse fuera del proyecto.

 

 

Durante el proyecto de innovación

Según el tipo de proyecto de innovación del que se trate necesitaremos mayor o menor implicación de la organización, pero en la mayoría de los proyectos de innovación abierta la necesidad de implicación será elevada, así que de nuevo la comunicación será clave.

En este punto deberemos añadir a nuestro plan de comunicación las llamadas a la acción en caso de tener calls abiertas a la participación de la organización, en las que explicaremos de manera detallada el reto o retos y buscaremos que se presenten el máximo número de ideas y posibles proyectos.

Una vez elegidos los proyectos, deberemos de ser capaces de comunicar avances en ellos para seguir manteniendo el compromiso de toda la organización, incluyendo a los que no participan.

El trabajo de gestión del propio proyecto y de la comunicación es un tanto complejo, sobre todo en organizaciones grandes, y contar con herramientas que lo faciliten es de gran ayuda.

Las plataformas creadas para trabajar la innovación abierta permiten dinamizar el proyecto desde la propia plataforma y además gestionar de manera óptima la comunicación con la comunidad innovadora en la organización.

Comunicación Innovación
Plataforma de gestión de proyectos de innovación

Pero además de ser capaces de emitir comunicación de la manera en que hemos explicado, una de las bases de cualquier proyecto de innovación es el de saber recibir, esto es, ser capaces de escuchar, de entender lo que necesita el usuario al que va dirigida la solución en la que trabajaremos, y esto también es comunicación.

Tras el proyecto de innovación

Si antes y durante el proyecto la comunicación ha siso básicamente interna, una vez acabado muchas organizaciones quieren explicarlo a sus stakeholders con el objetivo de crear reputación de ser una empresa innovadora.

En nuestro plan de comunicación de la innovación deberemos tener en cuenta varios factores para que esa comunicación externa sea un éxito:

  1. Debe centrarse en explicar los beneficios generados a los clientes, usuarios o pacientes para los que se ha creado la solución
  2. Debe unir la marca a la imagen de superación de un reto
  3. Debe servir de reconocimiento a los participantes del proyecto

Es muy habitual que en esas comunicaciones se utilice como base la narrativa de “El viaje del héroe” ya que explicaremos – con algo de épica – el viaje que los creadores del proyecto o proyectos hacen para poner solución a un reto que afronta la organización.

Esa narrativa deberá adaptarse para ser explicada en los diversos canales que utilice la organización ya sean digitales o no, cumpliendo los factores de éxito que mencionábamos antes.

Un ejemplo fantástico de cómo se ha comunicado un proyecto de innovación recientemente, ha sido el proyecto con Gebro Pharma, en el que hemos podido participar, acompañando su proceso de generación de ideas disruptivas.

Durante el proyecto se ha trabajado de manera perfecta la comunicación interna para alinear a los colaboradores de la empresa y como hemos comentado antes, se ha utilizado una plataforma para generar hasta 60 ideas, de las que se han seleccionado seis para trabajarlas en un Innovation Bootcamp.

Pero no sólo ha sido a nivel interno, también han trabajado la comunicación externa, explicando su apuesta en la búsqueda de ideas innovadoras, tanto en redes como en medios tradicionales

Formatos de comunicación de la innovación

Dentro de cada fase hay formatos específicos en que se puede comunicar la innovación. Formatos pensados y probados para cumplir el doble reto de explicar el proyecto y generar compromiso, algunos ejemplos son:

Innovation weeks, en las que se agrupan muchas actividades en torno a la innovación en una sola semana, con lo que se consigue un impulso tanto a nivel de compromiso del equipo como en el propio proyecto.

Inspirational talks, o charlas inspiracionales que, a través de ponentes capaces de comunicar con una fuerte carga emocional, promover cambios, mover a la acción al equipo y generar una cultura innovadora.

Salas de innovación, que es un espacio que permite la generación y el intercambio de ideas entre los miembros del equipo fomentando la comunicación y haciendo tangible la innovación en un espacio.

En SDLI trabajamos en planes de comunicación que acompañan las iniciativas innovadoras de nuestros clientes en todas las fases del proceso, trabajando también en la identidad de marca innovadora.

 

Marcos Guillen

Marcos cuenta con más de 20 años de experiencia en B2B y B2C en organizaciones situadas en todas las alturas de la cadena de suministro, fabricantes distribuidores y retailers. Ha trabajado en posiciones tanto de marketing y comunicación como de dirección de negocio en sectores como Tecnología, Electro o Deporte.
Entender al cliente, el consumidor o el usuario y que éste en el centro de cualquier estrategia siempre ha sido una guía para él por eso además de en marketing y comunicación, también se ha formado en Design Thinking (Método Lombard de Imagine) y en Diseño de Servicios.
Marcos ha sido profesor de Marketing en la Universitat Oberta de Catalunya entre el 2010 y 2013, en la escuela de diseño ESDesign y desde 2019 en la Global Business School en Barcelona.

    Escribe un comentario

    Tú correo no será publicado.*