La administración 360º crea comunidades innovadoras

La administración 360º crea comunidades innovadoras

Si os habéis detenido alguna vez en observar como se desarrollan los tradicionales procesos de participación ciudadana, estoy convencido que también habréis detectado el alto componente de trámite que algunos de ellos llevan incorporado. De hecho, algunos procesos de participación solo tienen el nombre y poco más.

Y claro, cuando no se tienen las cosas claras pasa lo que pasa.

La cosa funciona más o menos así: recibes una convocatoria con el orden del día y un acta con los acuerdos de la última reunión celebrada. En alguna ocasión tuve que esforzarme para apreciar las 3 diferencias entre la recibida y la de la sesión anterior. Mmm… en la más reciente descubrí que sólo cambiaba la fecha y el lugar de celebración… la tercera diferencia, lo siento, no la encontré…

Los temas suelen ser bastante similares: Plan general, Agenda 21, Presupuestos Participativos, o algo de candente actualidad que podríamos definir como “cualquier cosa”.

Una vez en la sala, políticos y a veces algún técnico, encabezan una especie de mesa presidencial y explican a los asistentes algunos aspectos concretos de las temáticas que llevan más o menos preparadas; no sé muy bien si es para distraer a los asistentes de sus terrenales preocupaciones, como ejercicio terapéutico liberador, o bien, simplemente para hacer despegar su imaginación y transportarlos a… ¡ninguna parte!

En cuanto a los asistentes, están los de un color y, por supuesto, los del otro. Entre los ex políticos y los aspirantes a serlo, alguna gente de buena fe. De oyentes no muchos. No hay demasiada gente y menos caras nuevas respecto a reuniones anteriores.

A estas alturas ya podríamos empezar a preguntarnos porque lo llaman proceso de participación ciudadana. Parece que se trata de llegar a una especie de consenso unánime soñando un futuro mejor, proponiendo retos y proyecciones para, supongo, quedarse con la más espectacular. Al finalizar, se concluye el acto con unas generalidades que todo el mundo habría firmado antes de empezar.

Obviamente ningún esfuerzo para promover la reflexión colectiva para, sobre la base de esta, ser capaces de imaginar y construir discursos y realidades nuevas. Lo que ha sucedido ha sido que se han recogido opiniones que, o bien las personas tenían guardadas en su mente esperando que alguien viniera a descubrirlas, o eran más bien fruto de la inspiración del momento.

Pues bien, desde esta realidad, en Sociedad de la Innovación nos propusimos descubrir cómo aplicar la innovación en los procesos participativos. Para ello,  viajamos hasta la antigua Grecia… sí, habéis leído bien, porqué del funcionamiento de la democracia en la antigua Atenas podemos ejemplificar uno de los grandes precedentes de la participación ciudadana:

Además de los cargos electos, la participación se hacía por dos grandes medios. En primer lugar, la Asamblea. Este era el espacio de participación individual por excelencia donde se producía una altísima participación. Esto era posible por dos razones: la participación se consideraba una obligación y tenía unos efectos muy claros en la vida de la gente, ya que se tomaban las principales decisiones políticas; además, los esclavos y las mujeres se dedicaban a hacer funcionar la comunidad, mientras los hombres libres se dedicaban a hacer política.

Hoy no queremos que nadie quede excluido de la Asamblea y, además, muchas de nuestras comunidades son demasiado grandes como para pretender reunir buena parte de la gente en ningún ágora. Pero de aquellas asambleas podemos extraer dos lecciones: si queremos que la gente participe tenemos que encontrar una fórmula compatible con la vida cotidiana de la gente. Como no queremos esclavos, quizás tendremos que recurrir a fórmulas menos costosas que las largas y frecuentes asambleas. Además, como aquellas asambleas, nuestros espacios deberán resultar útiles para los ciudadanos, de forma que quieran estar presentes.

Por esta razón, en Sociedad de la innovación apostamos por el proyecto Administración 360º.

Modelo de comunidad innovadora
Modelo de comunidad innovadora

Y dos ejemplos de administraciones con las que trabajamos que ya están utilizando el modelo:

1. El Ayuntamiento de Ibestad ha creado una comunidad que implica a todos los ciudadanos en la identificación de nuevas ideas para hacer volver a la ciudad a los ciudadanos que se han expatriado o marchado a otros lugares a trabajar y vivir.

El portal para la participación ciudadana de la ciudad de Ibestad, realizado con Induct Software®.
El portal para la participación ciudadana de la ciudad de Ibestad, realizado con Induct Software®.

2. El Ayuntamiento de Orkdal tambien ha creado una comunidad que implica a todos los ciudadanos y a los empleados de la Administración local en la generación de ideas en torno a dos ejes: mejora de servicios de salud y servicios medioambientales.

El portal para la participación de la administración y la ciudadanía de Orkdal, hecho a partir de Induct Software®.
El portal para la participación de la administración y la ciudadanía de Orkdal, hecho a partir de Induct Software®.

La expresión “Piensa globalmente, actúa localment” (Think Global, Act Local) ha sido utilizada en contextos variados, desde la política a la planificación urbanística, el medio ambiente o los negocios. En el contexto de la administración 360º desde Sociedad de la innovación la queremos compartir desde nuestra visión sobre los procesos participativos que soñamos:

Nuestra visión sobre la administración 360º
Nuestra visión sobre la administración 360º

El primer paso consiste en crear la primera comunidad. Si tu administración es innovadora y abierta puedes proponerle que desarrolle procesos participativos a partir del modelo que ya explicamos en este post, o simplemente contactando con nosotros. Estaremos encantados de compartir tu visión.

¿Quieres conocer más detalles de nuestro modelo de Administración 360º? ¿Conoces modelos de participación ciudadana como los que te hemos presentado?

The following two tabs change content below.
Lluís Muns i Terrats

Lluís Muns i Terrats

Proyectos de innovación – Administración Pública
Coach especialista del sector público y en especial para cargos electos, ha sido sido gerente de la empresa pública y del Ayuntamiento de Arenys de Munt durante el periodo 2003 al 2011, y director durante 19 años de empresas de diversos sectores. Dispone de los estudios de Master en Dirección de Marketing por la UDG y el de Inteligencia emocional y coaching en el entorno laboral por la UB en la rama política, es el creador del juego “Implica’t, un juego de inteligencia emocional”.

5 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviarnos tus datos manifiestas que has leído y aceptas nuestra Política de privacidad y cookies