“Mindshakers de la historia”: Sir Ken Robinson, revolucionario de la educación

La curiosidad es uno de los componentes clave para impulsar nuestra capacidad creativa. Y una buena forma de aplicarla es investigando las biografías de las personas más creativas e innovadoras de la historia. Personas cuyo trabajo e impacto en nuestro nivel de libertad, conocimiento y bienestar, demasiadas veces desconocemos. Por eso, hemos creado la serie “Mindshakers de la Historia“: mujeres y hombres que fueron capaces, en su momento, de romper moldes y abrir nuevos espacios para las generaciones posteriores, demostrando su ADN Innovador (y creando el camino para los Mindshakers de hoy). En esta serie, buscamos la transversalidad: recogemos ejemplos de innovadores de campos tan distintos como las matemáticas, el humanismo, la exploración, la psicología, o el propio “management”. Hoy, rendimos tributo al recientemente fallecido Sir Ken Robinson, rara avis y revolucionario de la educación.

En busca de un modelo educativo para los nuevos tiempos

Hace ya cerca de 10 años que los profesionales de la educación se están planteando la necesidad de reformar la educación, mejor dicho, de revolucionar la educación, y cambiar un modelo pensado para formar trabajadores durante la revolución industrial, y crear un nuevo modelo que forme a las persones en habilidades necesarias para el mundo que estamos viviendo. Si nos fijamos, la escuela está organizada como una fábrica: grupos clase, alumnos de la misma edad, materias… Y es que el actual modelo, perfeccionado en la época de Napoleón, pocos cambios ha sufrido, más allá que se utilicen ordenadores en el aula.

Muchos investigadores han reflexionado en cómo debe ser un modelo educativo que dé respuesta a las necesidades de un mundo incierto como el que afrontamos actualmente, pero si alguien ha conseguido impactar de forma global en la forma de repensar la educación, éste es Ken Robinson.

Sir Ken Robinson, o la apuesta por la diversidad y la creatividad en las aulas

Y es que la educación tiene paradojas, y una de estas es Sir Ken Robinson. ¿Como puede el menor de siete hijos de una familia trabajadora de Liverpool revolucionar el mundo de la educación? Para poner todavía más dificultad, el padre de Robinson quedo parapléjico en un accidente laboral cuando Robinson era un niño, y él mismo contrajo la polio a los 4 años. Esta enfermedad hizo que sus padres decidieran llevarlo a una escuela de educación especial, Margaret Beavan Special School.

Quizás fueron estas dificultades y su pasión por el arte, estudió el grado en educación especializándose en arte dramático, lo que le llevo a plantearse porqué el arte, en todas sus dimensiones no tiene mayor peso en las escuelas. El arte es estética, y la estética nos hace sentir; por el contrario, la anestesia es cuando dejamos de sentir. ¿Están los alumnos “estesiados” por la educación o anestesiados? A partir de esta hipótesis, Robinson hizo su doctorado en la Universidad de Londres, donde analizó que papel puede jugar el teatro en la educación.

De hecho, Robinson parte de la teoría de que la inteligencia humana tiene tres características:

  • Es diversa (como describe Howard Gardner en su teoría de las inteligencias múltiples).
  • Es dinámica, crece, muta y se alimenta a través de todos los sensores de nuestro cuerpo, auditivos, movimiento, cognitivos, visual,…
  • Diversa y única, y cada persona tiene su talento por desarrollar. El talento de cada persona es como un recurso natural, está ahí enterrado y un educador tiene que ayudar a desenterrarlo.
Inteligencias múltiples
Inteligencias múltiples de Howard Gardner

Cuestionando la escuela actual

Robinson se cuestiona si la escuela hace algo para facilitar el desarrollo de los alumnos en todas sus facetas o si una vez hemos pasado por la escuela nuestra creatividad y nuestro talento han muerto. Os recomiendo su TED Talk, “Do School kills creativity”, por cierto el más visto de la historia.

En la escuela actual:

  • No se puede hablar en clase
  • No se puede utilizar la tecnología que se utiliza luego en la calle o en casa
  • Se prima el trabajo individual sobre la colaboración
  • Se imparten materias, asignaturas, en principio pensadas como herramientas para resolver problemas y muy a medida el modelo de universidad actual. Pero el 90% de estas materias se centran en unas pocas inteligencias, la lógico-matemática, la lingüístico verbal, y poca cosa más. Esto genera dudas acerca del modelo educativo:

Y esto los lleva a plantearnos preguntas sobre el actual modelo educativo, preguntas que debemos responder de forma urgente

  • ¿Como debe ser el modelo educativo que facilite el aprendizaje de los alumnos en un mundo incierto ( VUCA) como el que estamos inmersos? Hay que pensar que la escuela forma hoy personas que estarán activas hasta el año 2085, ¡cuando no sabemos qué pasará el año que viene!
  • ¿Como debe ser el proceso de aprendizaje para que facilite la identificación y el desarrollo para cada alumno de su propio talento, en cualquiera de las inteligencias?
  • ¿Cómo podemos desarrollar la creatividad en las escuelas en vez de extirparla de los alumnos? Probar cosas nuevas, enseñar que no hay soluciones únicas, patrones, aprender del fracaso… Si se enseñan verdades y no herramientas es difícil que lleguemos a generar alumnos brillantes, que tengan ideas realmente distintas e innovadoras.

Las nuevas propuestas de escuelas creativas, derivadas de las enseñanzas de Sir Ken Robinson

Robinson afirma que la educación de las personas se parece más a un proceso agrícola, orgánico que a un proceso industrial; hay que dejar que las personas florezcan cuando y de la forma que son, no cuando quiera el sistema. Si pensamos en reformar el sistema educativo nos equivocamos, tenemos que revolucionarlo. El talento de los docentes, junto con las herramientas digitales que están a disposición de todos los centros, facilitan que cada escuela diseñe su modelo, de acuerdo con el entorno en el que trabaja, de la cultura, las familias, los valores de cada zona.

Fruto de este movimiento han ido apareciendo proyectos como Escola Nova XXI, que está transformando tantas escuelas en Cataluña. Están surgiendo startups que innovan en metodología y herramientas digitales para las escuelas. Recogimos algunos ejemplos recientemente en un post en nuestro blog sobre startups educativas.

También muchos centros educativos están haciendo apuestas por revolucionar la educación y encontrar su propio modelo, por citar algunos que nos han impactado especialmente:

Sir Ken Robinson, auténtico mindshaker de la historia

Lo cierto es que Ken Robinson ha sido un Mindshaker que nos ha llevado a plantearnos cómo debe ser el modelo educativo del futuro, que prepare a las personas para trabajar con la incertidumbre, a desarrollar su talento, sea del tipo que sea.

Y para ilustrarlo nada mejor que el extraordinario caso de Gillian Lynne, gran coreógrafa y bailarina, a quien en los años 30 sus padres la llevaron al médico porque no prestaba atención en clase. Explica Robinson, que el doctor que la atendió le diagnóstico “pasión por la danza”. Efectivamente así ha sido. ¿Hoy en día la diagnosticarían de Trastorno de déficit de atención e hiperactividad?

Gracias Sir Ken Robinson, te echaremos de menos.
pd: la imagen de portada es de la web de Ken Robinson.
Joan Ras

Economista y Máster en Economía Aplicada por la UPF. Fue Socio consultor de Estrategia y Operaciones durante más de 15 años en Auren, especialmente en los sectores de la Enseñanza, Público, y Salud. Desde 2012, es Socio del grupo Induct Software (plataforma digital SaaS de gestión de la innovación abierta), y Socio Director de SDLI, agencia de innovación abierta. Es Profesor de Innovación y Emprendimiento en la UPF.

    Escribe un comentario

    Tú correo no será publicado.*

    Uso de cookies

    Utilizamos cookies propias y de terceros para medir tu actividad en éste sitio web y mejorar el servicio ofrecido mediante el análisis de tu navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies