cisne blanco y negro

Cisnes negros e innovación corporativa: riesgos globales y otros elementos clave para pensar en el futuro de tu organización

¿Eres de los que creen que la pandemia del Covid-19 nos ha llegado de sorpresa? ¿Crees que de la noche del 13 de marzo (de hace un año) a la mañana del 14 nos confinaron sin que nadie supiera que podía pasar? ¿Qué tienen que ver estos hechos con los cisnes negros y la innovación corporativa?

En este artículo hablamos de la importancia que tienen estos grandes eventos que cambian el curso de la historia y que afectan todo lo que hemos planeado. Nos interesa integrarlo como un elemento más de las dinámicas de Future thinking que hacen parte de nuestros procesos de innovación.

Hoy te invitamos a llevar al extremo las reflexiones sobre retos y escenarios de futuro. Atrévete a pensar en cosas altamente improbables que puede que no estés viendo, pero que desde ya están cambiando el curso de lo que vas a hacer los próximos años. Esperamos que los elementos que exponemos aquí te ayuden a que tu organización sea menos frágil y a que esté más preparada para lo que viene. Aquí vamos.

¿Qué son los riesgos globales?

Los riesgos son posibles cambios en el paisaje mundial a nivel social, tecnológico, económico, geopolítico y ambiental, que reconfiguran la realidad como la conocemos. Tal como explicamos en nuestro informe “Economía de la proximidad responsable” cambian el curso de las tendencias y por eso es importante entenderlos.

 

Gráfico ejemplo de cómo puede ser el movimiento de un grupo de tendencias después del COVID- 19

 

Este es un tema complejo que se puede evaluar en muchos niveles de profundidad. Por eso te dejamos aquí dos opciones para que puedas evaluarlas y aprender más según lo que necesites:

1.Si quieres profundizar en este análisis de los riesgos globales, actualizados a 2021 te recomendamos descargar este reporte del World Economic Forummapa 2021 global risks outlook

2. Si quieres ver una pequeña selección de 15 posibles riesgos que creemos que es interesante evaluar para reflexionar sobre retos y escenarios de futuro, te recomendamos descargar nuestro Mapa de tendencias SDLI

 

Teorías de futuro y prospectiva estratégica que vale la pena aprender

El Covid-19 es un gran ejemplo de una fuerza externa de alto impacto. Alrededor de esta pandemia se han reactivado diferentes teorías sobre la probabilidad y la predictibilidad de los grandes sucesos que, como el Covid-19, nos seguirán cambiando el curso de la vida (esperamos que de maneras que no impliquen otro confinamiento).

Puede que algunas teorías te resulten familiares, pero si eres de las personas que prefieren pensar en lo que pueden controlar, seguramente no los conozcas. Cisnes negros e innovación, rinocerontes grises, elefantes negros, y medusas negras. Si no habías escuchado ninguna de estas teorías, te explicamos brevemente de qué se tratan.

 

4 tipos de eventos futuros para trabajar la prospectiva estratégica

1. Cisnes negros 

Son sucesos inesperados e impredecibles, de gran impacto, que una vez que han sucedido se racionalizan, haciendo que parezca que podían predecirse o explicarse. La teoría del cisne negro fue planteada por Nassim Taleb en el libro que lleva este mismo nombre (¡te lo recomendamos!)

Básicamente explica que lo que no sabemos es más importante que lo que sabemos de la misma manera como la primera aparición de un cisne negro puso en duda el principio que hasta el momento todos conocíamos y era que “todos los cisnes eran blancos”. En la innovación, estos cisnes negros juegan un papel muy importante.

A posteriori, algunos eventos pueden considerarse Cisnes Negros que podían ser esperables. El nacimiento del ordenador o el éxito de Google o de Amazon son ejemplos de cisnes negros en el mundo empresarial. Aunque su crecimiento no se ha dado “de un día para otro” han producido efectos trascendentales en la sociedad a una velocidad que nadie pudo prever (aunque hoy parezca obvio).

2. Rinocerontes grises:

Son peligros predecibles ante los cuales no actuamos. Amenazas altamente probables, altamente impactantes, pero que se niegan. El Covid-19 es un buen ejemplo de esta teoría.

Aunque a muchos de nosotros nos pudiera parecer que el Covid-19 llegó de la noche a la mañana, la verdad es que esta pandemia se veía venir. Los expertos llevaban años alertando sobre la necesidad de reforzar el sistema sanitario y la estructura económica ante una alerta como esta.

3. Elefantes negros

Son el cruce entre el cisne negro y “el elefante” en medio de la habitación: un problema que es visible, pero que nadie quiere enfrentar. Cuando aparece, todos fingimos sorpresa y shock y lo tratamos como si fuera un cisne negro. Un ejemplo es que el hecho de que el Reino Unido no hubiera hecho planes de contingencia para el Brexit a pesar de que las encuestas mostraban que el resultado del referéndum estaría muy cerca.

 

4. Medusas negras:

Son problemas que creemos conocer y entender pero que resultan ser mucho más complejos e inciertos de lo que pensamos. Son eventos que conocemos pero tendemos a subestimar su complejidad. Este desconocimiento de la complejidad puede traer consecuencias graves

En este post, Elisabeth Roselló enriquece esta definición. Explica que, más que un evento, una medusa negra es la sumatoria de diferentes procesos, elementos y eventos dinámicos que por cuenta propia tienen un impacto muy bajo, pero que pueden unirse, multiplicarse, y generar efectos realmente complicados. (Estos que subestimamos)

De hecho, el nombre está inspirado en eventos que sucedieron en una central nuclear de Japón en 2013 (entre otras). La central expulsaba aguas residuales en las cuales comenzaban a procrear.

 

The Future Map Richard Watson
“The Future Map” fue creado por el futurista Richard Watson para resumir todo el futuro en una imagen. Puedes ver la entrevista donde lo explica aquí. Puedes descargarlo en alta resolución aquí.

 

Después de volver a revisar y compartir estas teorías, nosotros no sabemos si el Covid-19 encaja más en una o en otra. Tampoco sabemos cuál es el siguiente suceso que nos va a cambiar la vida. Lo importante, y la enseñanza que queremos dejar hoy, es que debemos introducir herramientas y dinámicas para pensar en futuros. La innovación sólo se entiende con la mirada puesta en el futuro.

No querer proyectar futuros (por miedo a encontrarnos algo que no nos guste), o pensar que tu organización estará al margen de estos grandes sucesos puede traerte problemas muy serios en el corto, mediano y largo plazo.

Esperamos haberte “liado” la cabeza, siempre en el buen sentido.

¡Gracias por leernos!

Viviana Forero

Comunicadora social-publicista de la Universidad Javeriana (Bogotá) y Máster en Investigación para el Diseño y la Innovación de Elisava (Barcelona). Después de trabajar como planner en agencia de publicidad, encontró en el Design Thinking una forma diferente y fresca de resolver los problemas "de toda la vida". Apasionada por el baile, el canto y la escritura.

    Escribe un comentario

    Tú correo no será publicado.*