8 proyectos innovadores en el Sector Vitivinícola: ¡Salud!

8 proyectos innovadores en el Sector Vitivinícola: ¡Salud!

brindis

A pesar de los grandes resultados de las bodegas españolas durante el pasado 2014, el sector vitivinícola viene cosechando en nuestro país, nunca mejor dicho, continuas caídas en las cifras de consumo. Estos es, entre los años 2000 y 2012, el consumo de vino por persona ha caído un 15%, lo que se materializa en 19’9 litros de vino/persona según datos de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV).

Estamos por tanto ante un sector maduro en el mercado español, razón que ha llevado a las bodegas españolas a lanzarse recientemente a la internacionalización de su negocio, con gran éxito como indican las cifras.

Pero no sólo de la exportación viven las bodegas. Deben también empezar a pensar en desarrollar nuevas oportunidades de negocio a través de la innovación de producto, servicio, experiencia de cliente, e incluso de modelo de negocio. Ya sabéis, hacer siempre lo mismo asegura el fracaso de tu negocio a largo plazo.

[Tweet “Hacer siempre lo mismo asegura el fracaso de tu negocio a largo plazo.”]

Venimos brindando desde tiempos remotos con cava, vino, champagne… Y aunque pueda parecer que se trata de un sector demasiado estático y tradicional, lo cierto es que el vitivinícola es un negocio totalmente de vanguardia, y muchas bodegas a nivel nacional e internacional lo vienen demostrando.

Hoy nos adentramos en este apasionante mundo para conocer qué se está haciendo actualmente y cuáles son las tendencias más innovadoras, destacando en concreto 8 proyectos innovadores en el sector vitivinícola a nivel internacional.

¿Brindas con nosotros por la innovación vitivinícola?

8 proyectos innovadores en el sector vitivinícola:

En el contexto de la economía del conocimiento en red, en la que el cambio es cada vez más veloz, diferenciarse e innovar es imprescindible. En Induct entendemos que las empresas deben ser capaces de innovar en diferentes ámbitos, siempre en línea con su estrategia de negocio, y solemos utilizar el modelo de los 10 tipos de innovación como marco de referencia:

10 tipos de innovación: ¿de dónde puede venir la innovación en el sector vinícola?
10 tipos de innovación: ¿de dónde puede venir la innovación en el sector vinícola?

Repasaremos algunos proyectos innovadores en el ámbito vitivinícola en algunos de estos 10 ámbitos:

Innovar en proceso

La innovación en proceso es seguramente la más trabajada en el sector. Podría venir por ejemplo de una máquina que es capaz de desalcoholizar el vino manteniendo al 100% sus propiedades y ofreciendo un producto totalmente nuevo y distinto, pero con el mismo sabor, propiedades inherentes y tradición de siempre. Esto podría aumentar el mercado potencial acercándolo a gente con otras culturas y religiones, embarazadas, deportistas… lo cual podría suponer una buena oportunidad de negocio.

En este sentido, existen experiencias muy interesantes, como el envejecimiento del vino en el mar, lo que se ha denominado “vinos submarinos” que ya están trabajando algunas bodegas españolas e internacionales:

Underwater beverages – Our process – English from Crusoe Treasure on Vimeo.

También es habitual oír hablar sobre el uso de drones para el control de la temperatura y hasta el grado de azúcar de la uva. Tecnología al uso para mejorar la calidad del producto.

Innovar en modelo de negocio

La innovación en modelo de negocio es siempre una de las más disruptivas. Ahí están Skype, Spotify o iTunes para demostrarlo.

Y en el sector del consumo, la innovación en modelo de negocio va muy ligada a la innovación en canal durante estos últimos años, con la intensificación del uso de Internet como canal de venta. De hecho, en los últimos tiempos están surgiendo pequeñas bodegas que comercializan con vinos y champagnes que ya no creen en el típico modelo de tienda física y confían sus ventas a otros canales como internet, venta al por menor y entrega en casa, etc. Y aunque un poco arriesgado, en algunos casos, incluso se habla de venta telefónica o por catálogo.

En esta línea de abrir nuevos canales de comercialización para desarrollar nuevos modelos de negocio, debemos hablar del caso de Enolobox, una startup que permite al cliente disfrutar y descubrir de una forma más original los mejores vinos españoles. Con un modelo de suscripción (a partir de 21€ al mes) el cliente recibe cada mes una caja con 3 vinos sorpresa, siempre asegurando, además, un descuento de al menos un 30% de cada uno de ellos.

Imagen de Enolobox
Imagen de Enolobox

Así pues, en lugar de ir al supermercado, tienda especializada o bodega, el consumidor tiene el lujo de recibir el producto en casa, recibe información especializada sobre el vino a consumir, y además participa en un proceso gamificado en el que, respondiendo a las encuestas de los vinos, recibe puntos para conseguir Enolobox gratis. Además, son muy activos en redes sociales… ¡Todo un gran ejemplo de innovación en modelo de negocio y canal!

Innovar en canal: Vivino y Delectable

Aunque en bastantes ocasiones, la innovación viene de la mano de la tecnología móvil. Este es el caso de aplicaciones como Vivino o Delectable, comparados en este artículo de The Wall Street Journal, una especie de escáner que reconoce cualquier vino desde una simple foto, de tal manera que su consumidor puede saber exactamente qué vino está bebiendo, sus propiedades, conocer recomendaciones de expertos y otros usuarios en base a sus gustos e incluso recibir algunas botellas en casa.

Desde Delectable sus usuarios pueden incluso comentar qué vinos les han gustado más y con qué los acompañarían. Tal es así, que en su web, incluso tienen un apartado llamado “Pizza” en el que se sugieren ciertos vinos que combinan en función de los ingredientes de ésta.

Imagen de Delectable

Pero no todo son apps. Podemos hablar del proyecto iniciado en el aeropuerto de Ciudad del Cabo, donde una empresa ha construido sus bodegas, concretamente en la terminal de llegadas… Sin duda algo insólito, pero que le ha conferido acceso a millones de potenciales clientes (turistas), y también un gran marketing. Prueba de ello son las portadas que ha ocupado en distintos medios a nivel mundial…

Innovar en la oferta de producto

El packaging, ámbito clásico de innovación en producto en el sector de las bebidas, puede ser otro de los aspectos que generen nuevo valor al vino o cava. Muchos son los fabricantes que están intentando romper con el envasado tradicional y apuestan por botellas con distintas formas y colores, distintas y especiales etiquetas, por la importancia del diseño (confiando en renombrados diseñadores) e incluso cambiando el formato y probando comercializar el “vino en lata”, como es el caso de la Union Wine Company entre muchos otros.

¿Por qué no nos lo podemos plantear? Puede ser una buena manera de reposicionar el producto y romper con la formalidad que se le asocia, puede servir como una manera de ahorrar en costes y también facilitar su transporte. ¡Como vemos, las opciones son infinitas! Algunos países como Japón aprueban esta iniciativa desde hace más de 15 años.

Innovar en experiencia de cliente

Y, además, ahora que está de moda vender más que productos, experiencias, se puede reposicionar el concepto de tomar vinos organizando, por ejemplo, catas a ciegas, como las que ya ha emprendido la empresa Vinoaciegas.com.

Imagen de Vinoaciegas
Imagen de Vinoaciegas

¿Cómo innovar en el sector vitivinícola?

Como siempre en Induct apostamos por la innovación abierta como un modelo  óptimo de desarrollo de proyectos innovadores. Se trata de identificar oportunidades de innovación en las que diferentes agentes que participan puedan aportar las habilidades y capacidades que la faltan a otros. Ya hay algunas experiencias en este sentido en este sector:

Alrededor del concepto innovación en el sector vitivinícola la empresa Pernod Ricard Bodegas ha impulsado una propuesta creativa llamada Winnovation Lab, dispuesta a generar nuevos proyectos innovadores en el mundo vinícola.

Otras conocidas bodegas también implicadas en procesos innovadores son las Bodegas Torres, que ha impulsado el proyecto Cénit-Deméter en el que participan 26 empresas españolas vinculadas al sector del vino y 31 grupos de investigación españoles. Cofinanciado por el Ministerio de Ciencia e Innovación a través del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), el proyecto investiga la influencia del cambio climático en la maduración de la uva.

En definitiva, nuestro país cuenta con una gran tradición vinícola, pero tradición no tiene por qué ser sinónimo de estancamiento. Ante un mercado con unas raíces tan profundas, innovar deviene la oportunidad clave para diferenciarse y seguir siendo exitoso.

Estos han sido son sólo algunos proyectos innovadores que se están produciendo en el sector. ¡El mundo está cambiando y así tienen que hacerlo también las bodegas!

¿Qué te han parecido estos casos? ¿Conoces alguno más? ¿Te gustaría contarnos algún proyecto innovador dentro del sector vitivinícola en el que hayas participado? ¡Lo estaremos esperando!

PD: hemos contado para la elaboración de este post con la inestimable ayuda de Ferran Vilà, Director de Proyectos e Inversiones en Vallformosa (por cierto en Induct estamos enamorados de su vino blanco Masia Freyé, ¡no os lo perdáis!).

The following two tabs change content below.
Sofia Ródenas

Sofia Ródenas

Consultora de Innovación Abierta en Induct SEA, S.L.
Estudiante de Negocios y Marketing Internacionales en ESCI-UPF, Barcelona. Entusiasta y apasionada de la creatividad e innovación. En constante búsqueda de la inspiración, es una curiosa de las culturas, habiendo realizado distintas estancias en Dinamarca e Inglaterra.

7 comments

    • Hola Alejandro!

      Gracias a vosotros! Es un placer! Nos encanta ver cómo la innovación llega a sectores tan diversos, siempre buscando alternativas creativas enfocadas a la creación de valor y al cliente.
      Estaremos encantados si queréis compartir algún aspecto curioso ligado al proceso de creación de un proyecto tan innovador como el vuestro, alguna anécdota…

      Seguimos en contacto, un saludo 🙂

      Sofia

  1. Efectivamente, la innovación y la diferenciación es algo esencial, sobre todo en el proceso y en la experiencia del cliente como factor último que completa el círculo.
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviarnos tus datos manifiestas que has leído y aceptas nuestra Política de privacidad y cookies