“El movimiento maker impulsa un nuevo sistema productivo y de consumo sostenible”

“El movimiento maker impulsa un nuevo sistema productivo y de consumo sostenible”

Entrevista a Cecilia Tham, Directora de MOB
(Makers of Barcelona): “No me gusta que hablen de lo maker como un hobbie”.

Cada vez se escucha más hablar acerca del movimiento y la cultura maker, a raíz de la aparición de nuevas tecnologías y herramientas de diseño y fabricación a bajo coste, como las ya conocidas impresoras 3D o los drones, por poner algunos ejemplos. Esto, combinado con la aparición de plataformas de crowdfunding como Kickstarter, hacen cada vez más posible que estos makers, “hacedores” o “creadores” que se juntan en comunidades que permiten generar sinergias entre sus miembros, puedan llegar a convertir sus propios proyectos en un negocio sostenible. Es decir, innovación abierta en estado puro.

En Estados Unidos, origen del movimiento, existen ya más de 200 Maker Labs. Quirky, una de las principales plataformas de makers a nivel mundial, generó un negocio de $18M el año 2012 a través de los proyectos que los usuarios han ido proponiendo en su comunidad online. 

En Sociedad de la Innovación, hemos querido investigar más sobre el impacto real de este movimiento, y sobre su despliegue en Barcelona, a través de Cecilia Tham, líder de Makers of Barcelona, que ya cuenta con 3 años de experiencia en la ciudad condal y que se diferencia de la multitud de espacios de co-working de la ciudad precisamente por su decidida apuesta hacia lo maker.   

Cecilia ThamSoy Graduada en Biología por la Emory University y también Graduada y Máster en Arquitectura por Harvard.

Actualmente combino mis tareas como Directora y Mastermind de MOB, como Design Ambassador de W Hotels, y como Profesora en la Parsons Design School de Nueva York (Estados Unidos).

A principios de 2014 fundé el FabCafé Barcelona.

Llego y Cecilia ya me está hablando…

Ignasi, la gente está creando cosas con su propia tecnología, en la cocina de sus casas. ¡Tenemos el conocimiento a mano! Wikipedia con la información, impresoras 3D para la fabricación, Internet para la difusión y la comunicación… Tenemos todas las herramientas que necesitamos. Mira: Producthunt es una red social que hace un listado de nuevos productos, en los que las personas votan las mejores startups, productos y servicios. Es como un testeo gratuito de nuevos productos y servicios, donde la masa ofrece un feedback a los proyectos innovadores. ¡Ya no necesitas invertir tanto en investigación de mercado!

Antes, para lanzar nuevos proyectos, debías ir a la universidad y al salir, probar suerte con el conocimiento y contactos adquiridos. Hoy, no lo necesitamos, ¡tenemos todos los recursos a mano! Por eso cada vez hay más casos de emprendedores que no se han graduado.

Cecilia, empecemos de cero: ¿qué es el maker movement y por qué se habla tanto de él?

Primero de todo, el movimiento maker es un cambio de mentalidad integral, de la pasividad a la proactividad en todos los aspectos. No tienes trabajo, inventa el tuyo, algo no te funciona, arréglalo.

En segundo lugar, es una propuesta para un cambio en el modelo educativo. ¿Qué significa tener un 52% de los jóvenes en paro? Que no estamos ofreciendo las herramientas adecuadas, nos basamos en sistemas antiguos. Estamos creando estudiantes pasivos, los estamos absorbiendo en la sociedad bajo parámetros obsoletos. Y el movimiento maker pretende cambiar esto, mediante la educación STEM, que ayuda a los jóvenes a enfocar la educación de un modo práctico, para generar ideas que representen soluciones a problemas de sociedad, ¡y para que estas ideas se conviertan en proyectos reales! Esa es la nueva educación que necesitan los jóvenes de hoy. Una educación que se centre en el proceso de aprendizaje, más que en el resultado final, para que el alumno entienda que lo importante es arriesgarse y probar, para aprender.

Y finalmente, el movimiento maker es una apuesta por la sostenibilidad de nuestro sistema productivo. Antes de la revolución industrial, diseñábamos en local, fabricábamos en local y consumíamos en local. La revolución industrial y la globalización lo cambiaron todo. Generalmente, seguimos diseñando en local, producimos fuera, y consumimos en masa.

Ahora, ¡gracias al movimiento maker, el diseñador, fabricante y consumidor pueden ser una misma persona! Cuando una persona consume su propio producto, está 5 veces más emocionalmente implicado con él. Eso quiere decir, que si el jersey tiene un agujero, el usuario no lo va a tirar, como sí hace ahora.

Por tanto, el movimiento maker impulsa un sistema productivo y de consumo sostenible, y fomenta la creación de un consumidor consciente.

Por eso no me gusta cuando veo que muchos no se toman el movimiento maker en serio, como si fuera un hobbie. ¡Estamos hablando de un nuevo patrón de consumo!

Hay un ejemplo muy bonito, el de Joe Justice, que vino a MOB  a presentar su proyecto Wikispeed, un chico programador al que le gustaban los coches, y se puso a crear su propio coche en el garaje de su casa. Creó un grupo de trabajo (con sus amigos), y mediante la metodología de gestión de proyectos tecnológicos Agile Scrum, crearon su primer coche en tan solo 12 meses. ¡Qué feo era! Pero ahora, ha construido un segundo modelo en 16 meses, que ya está a la venta, y es el coche de baja emisión más barato y rápido que hay en el mercado. Y todo lo ha hecho mediante un proceso Open Source, con su código abierto. En MOB podríamos construirlo si quisiéramos gracias al código publicado de Wikispeed.

Esto es muy potente, Joe lo llama Extreme Manufacturing, que es la capacidad que ahora tenemos todos de fabricar nuestras cosas. Pero en el fondo es una cuestión de mentalidad, de atrevernos a compartir con los demás para que todos puedan fabricar y consumir. El 10% de personas con la mentalidad suficientemente abierta son los que están cambiando el mundo. Los demás están mirando. Pero esto cambiará.

Makers creando objetos con la impresora 3D de MOB
Makers creando objetos con la impresora 3D de MOB

Entonces, ¿el Movimiento Maker va en contra del modelo capitalista global y en masa?

Ya no hablamos de producción en masa, sino de customización en masa. Todo lo que produces (tú mismo), es para ti. Mi visión es que cada uno de nosotros pediremos a la marca que nos fabrique un modelo diseñado por nosotros mismos, adaptado perfectamente a nuestros cuerpos. Es decir, filosofía no waste! Fabricamos sólo cuando haya necesidad. De hecho, esto no es tan a largo plazo, ya se pueden escanear o imprimir jerséis a través de un iPhone: te haces una serie de fotografías alrededor tuyo, y la impresora es capaz de imprimir el jersey que necesitas. En MOB tenemos un aparato, que cuesta unos 200€, que permite hacer este trabajo también. Ahora es incipiente, pero la tecnología mejorará y será más accesible económicamente, con lo cual se podrá generalizar.

¡Eso no va a gustar a las grandes multinacionales ni a los lobbies!

Lo que visualizo es que Mango, por poner un ejemplo, no va a vender tallas M, L, etc. en masa, sino que va a customizar en masa. Quizás nunca eliminemos el sistema de producción en masa, pero este modelo, mucho más sostenible, formará parte de la oferta de las grandes empresas, como un valor añadido a los clientes.

Esto quizás no le gusta a los grandes lobbies, pero no vamos a parar porque la gente tenga miedo. Recuerdo los comentarios a pie de página cuando salimos en La Vanguardia a raíz de nuestro nuevo FabCafé. ¡La gente piensa que vamos a eliminar el trabajo! En lugar de pensar que este modelo está enfocado a ayudar específicamente a las personas.

El poder se ha ido moviendo a lo largo de la historia a través de la Aristocracia, la Iglesia, los Gobiernos, y las grandes multinacionales. Y ahora, el poder está volviendo a las personas. Mira Airbnb, Uber… los lobbies y los gobiernos quieren controlarlo, pero las personas quieren también tomar control de sus vidas. Existe un choque inevitable de perspectivas, derivadas de las nuevas oportunidades de participación para el cambio que están a disposición de todos, gracias a las nuevas tecnologías. Y a medida que los jóvenes crezcan, esta tendencia será imparable.

Los miembros de MOB realizan talleres, fiestas y conferencias cada mes
Los miembros de MOB realizan talleres, fiestas y conferencias cada mes

¡Muy interesante esta perspectiva! Oye, y en este contexto, cuéntame sobre MOB: ¿qué papel juega? ¿Cuál es vuestra historia? ¿Qué hacéis? ¿De qué estás más orgullosa durante este tiempo?

La verdad es que estoy muy contenta, sobre todo por el grupo de personas que hemos ido incorporando a lo largo de los años. Son gente apasionada, proactiva.

Han sido 3 años en los que hemos ido aprendiendo sobre la marcha. MOB no es un negocio, más bien vamos evolucionando en base a lo que sentimos.

“Hacer, crear, sube la autoestima y la confianza”.Creo que mi historia personal lo refleja muy bien: hace años, acababa de nacer mi hija, yo estaba sin trabajo, y mi marido se plantó en casa con una nueva máquina de coser para mí (ante lo cual, claro, ¡me cabreé muchísimo!). La primera costura me salió muy bien, me quedé alucinada del resultado, ¡y a partir de allí empecé a coser ropa infantil de forma compulsiva, como si fuera una niña! Así me di cuenta que hacer, crear, sube la autoestima y la confianza. Y empecé a diversificar. Le hice la página web a mi marido (¡no tenía ni idea de código, ni la tengo ahora!), que todavía utiliza, luego le arreglé la cámara de fotos a un amigo (¡que desconfiaba de mí absolutamente, incluso más que yo!), gracias a un tutorial que encontré a través de Google…

Y ahí me di cuenta de que podemos hacer y crear todo lo que queramos, ¡sin límites! Sólo necesitas una buena idea. De ahí surgió MOB. Nunca me inspiré en otros makers, ni leí sobre el tema, sencillamente MOB nació porqué me gusta hacer, y creo que aporta valores muy positivos. Y todos los socios (nuestros makers) de MOB trabajan bajo esta filosofía, porqué se la creen.

Me interesa particularmente el rol de los makers en comunidades y procesos de innovación abierta. ¿Cómo colabora MOB con los demás agentes de la sociedad? ¿Hay un impacto real en la sociedad?

Estamos haciendo muchas cosas fuera de MOB.

A nivel educativo, trabajamos con la Escuela Carlit, con nuestro programa Makepreneur. Trabajamos con los niños y niñas durante 3 días, durante los que los hacemos pasar por las fases de creatividad, prototipado, y pitching, para ayudar a cambiar el modelo educativo, aunque sea sólo durante 3 días.

A nivel de mercado laboral y valor social, colaboramos con el Ajuntament de Barcelona en un programa que llamamos Young Fish, en el que juntamos a 30 personas en paro con 10 mentores de MOB que trabajan para mejorar el barrio, y los hacemos trabajar por todo el proceso de innovación hasta definir un proyecto viable y atractivo para los vecinos y ciudadanos. Las personas que participan este año están disfrutando, les estamos empoderando y capacitando para hacer un cambio real en el barrio, y eso es un cambio de filosofía, de paradigma. ¡Están encantados!

A nivel de empresas, estamos empezando y es el gran reto. Hemos creado una nueva marca, MEAT (Make Extremely Awesome Things), que ofrece un servicio integral para el desarrollo y creación de proyectos innovadores. Estamos trabajando actualmente para Muji por ejemplo, pero aquí tenemos mucho campo por recorrer todavía.

“Las empresas no tienen la capacidad para acceder a este tipo de talento tan diverso”El co-working es una excusa, lo que hacemos es crear una comunidad de makers, de talento, que pueden ofrecer de forma integral un nuevo valor a la sociedad y las empresas. Normalmente, las empresas no tienen la capacidad para acceder a este tipo de talento tan diverso. Piensa que en nuestro espacio tenemos personas que crean juegos para tablets, Scalestrixs que funcionan mediante ondas cerebrales… yo alucino con el talento que hay, ¡imagínate lo que es juntarlos a todos para resolver un reto de una empresa!

Espacio de coworking de MOB
Espacio de coworking de MOB

Increíble, ¡queremos saber más! ¿Nos puedes contar un par de proyectos representativos que hayan surgido de MOB, para poder entender el potencial de estas comunidades de makers?

Sí, por ejemplo está Bloom Blanket, una programadora brasileña a la que le gustaba coser, y que sin conocer nada del movimiento maker ni las impresoras 3D, acabó diseñando unas mantas con formas de pirámides (algo a lo que también es muy aficionada). Hizo los prototipos en MOB, y desde aquí le ayudamos a lanzar su iniciativa en Kickstarter. ¡Pedía 14.000$, y en 10 días vendió 800 mantas, y consiguió 200.000$! Evidentemente, ahora ya no está en MOB.

También me gusta la historia de Joan. Su madre pasó un día por delante de MOB, y me contó que su hijo estaba en la cocina de casa produciendo una impresora 3D, y claro, ¡ella estaba harta! Al día siguiente vino Joan (que tenía alrededor de 25 años), se instaló, y empezó a fabricar su impresora 3D en MOB.

Al final, Joan presentó su proyecto en el Startup Bootcamp Tech que acogemos en MOB, al que se presentaron 2000 proyectos a nivel global. Joan quedó entre los 11 ganadores, y obtuvo 30,000$ para seguir desarrollando su proyecto, lo que nos alegró muchísimo.

Pero todo esto son casos no dirigidos, que se crean dentro de un ecosistema muy creativo, que es nuestra riqueza. Ahora en MOB queremos ir un poco más allá a través de MEAT, y crear una cierta dirección y liderazgo, bajo el cual los proyectos innovadores surjan de forma más recurrente y sostenida.

¡Que así sea! ¡Inspirador, Cecilia, mucha suerte, y muchas gracias por este rato!

¿Conoces el movimiento maker? ¿Estás interesado en él? ¡Déjanos tus comentarios y se los haremos llegar a Cecilia!

The following two tabs change content below.
Ignasi Clos

Ignasi Clos

Socio y Director de Proyectos de Innovación Abierta en Induct SEA, S.L.
Graduado en Negocios y Marketing internacional. Fue consultor de internacionalización en las oficinas de los Estados Unidos de Acc10 (Nueva York y Miami) durante 2 años, consultor de Estrategia y Operaciones en Deloitte, SL durante 4 años, y desde 2010 está involucrado en el mundo de la innovación y el emprendimiento, como consultor para pequeños emprendedores, y como Socio Director de Proyectos de Innovación Abierta en la oficina en Barcelona del Grupo Induct. Es professor de Innovación y Emprendimiento en la UPF.

7 comments

  1. Me ha encantado el artículo. Las nuevas teorías de la educación se basan en el protagonismo del alumno a la hora de aprender, que él mismo sea capaz de investigar y resolver sus propios problemas.

  2. Muchas gracias por tu comentario Ana,
    totalmente de acuerdo, y Makers van en esta linea.
    si conoces experiencias similares en escuelas, por favor no dejes de compartirlo con nosotros!
    un saludo,
    ignasi.

  3. Pingback: MAKER | Pearltrees
  4. Pingback: Maker | Pearltrees

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*