El sector del taxi tiene un problema que se llama innovación

El sector del taxi tiene un problema que se llama innovación

El título de este artículo puede parecer algo provocador, después de unos días de reivindicación y malestar en la ciudad de Barcelona. Esta afirmación tan rotunda es totalmente cierta. ¿Con ella reconozco que estoy a favor de los VTC y en contra de los taxistas? Pues no. Con este título quiero demostrar que todos los sectores necesitan dosis de innovación y que, en algunos casos concretos, la innovación cuesta más de implementar.

Tipo de organizaciones

Dejad que empiece por el principio, en el mundo existen tres tipos de organizaciones:

  • Organizaciones protegidas
  • Las organizaciones eficientes
  • Organizaciones innovadoras

Organizaciones protegidas

Operan en un mercado restringido y disponen de un espacio propio protegido. Esto beneficia a las personas que trabajan, pero a largo plazo, acaba siendo contraproducente. Es así porque, en vez de generar valor para sus clientes y usuarios, sus operadores persiguen la rentabilidad y los incentivos para proteger su propio espacio. Esta no es la manera de promover la innovación, el desarrollo profesional ni el conocimiento de las personas que trabajan. Podríamos dar muchos ejemplos de sectores protegidos y de personas que forman parte y no son conscientes del cambio que se está dando fuera. Como dice el dicho, ojos que no ven, corazón que no siente.

Organizaciones eficientes

Son las que ofrecen incentivos y generan dividendos para sus inversores. Están centradas en minimizar costes, maximizar beneficios y rendir cuentas trimestralmente. Son reticentes a la innovación porque les puede suponer un fracaso y los inversores las pueden penalizar. No les interesa aportar valor a sus usuarios ni a los trabajadores sino la rentabilidad. Priorizan el logro de los objetivos financieros a la innovación, por este motivo, tienen dificultades en mantener el talento humano.

Organizaciones innovadoras

Se trata de organizaciones vitales y con un propósito definido que buscan generar un valor para la sociedad, sabiendo que les aportara beneficios. Son conscientes que, tanto la captación de personas como mantener el talento, se da por ofrecer proyectos alentadores y motivadores. Su visión es a largo plazo y las podríamos diferenciar en tres grupos:

1.Organizaciones tecnológicas

Hay muchos ejemplos de empresas innovadoras como Google, Amazon, Apple, Tesla, etc. Son empresas que se han creado en los últimos 15 años y que han tenido un crecimiento exponencial. Ofrecen productos y servicios escalables (atributo mágico de los emprendedores) y son el referente de los jóvenes millennials, startups e inversores. Están centradas en ofrecer valor a sus clientes, hecho que hace que muchos profesionales quieran trabajar en ellas. Atraen el talento de manera espontánea.

2.  Startups

Se trata de proyectos pequeños que aspiran a convertirse en grandes organizaciones tecnológicas. Buscan la piedra filosofal, proyectos escalables y, en función de sus fundadores, tienen el propósito o interés de vender su empresa por cantidades importantes de dinero.

3. Organizaciones Teal

Si solamente nos quedamos con los ejemplos anteriores, echamos de menos las organizaciones que innovan en ellas mismas y que buscan un propósito y desarrollo que aporte valor en sus trabajadores y usuarios. Este tipo responde al modelo desarrollado por Frederic Laloux que las denomina organizaciones Teal. Un ejemplo muy interesante es la empresa Buurtzorg, que dispone de más de 10.000 trabajadores y ofrece servicios a domicilio a familias, personas mayores y enfermas. La empresa se organiza en pequeños equipos (8 o 10 personas) con capacidad de autogestionarse.

Estos ejemplos nos permiten ir más allá de empresas tecnológicas como Cabify y Uber y conocer otras empresas que tienen un propósito claro y trabajan para aportar un beneficio a la sociedad.

¿Hacia dónde va el sector con la movilidad urbana?

Nos guste o no, en los próximos años, vamos a movernos por la ciudad de una manera muy distinta a la que lo hacemos hoy. ¿Cuál es la solución para un sector como el de la movilidad urbana?

Suponemos que nace una empresa que tiene como propósito hacer que los ciudadanos de cualquier ciudad se puedan mover de forma fácil, económica y sostenible y sin colapsar ciudades.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la tecnología ya ha sido implantada en este tipo de empresa. Ahora es necesario explotarla comercialmente y, más pronto que tarde, se convertirá en una realidad.

En pocos años, gestionaremos nuestros desplazamientos y algún vehículo autónomo o semi autónomo de transporte colectivo o individual a través de algún dispositivo. Esta visión es la que tienen que tener las organizaciones que quieran liderar el cambio a través del conocimiento, tecnología y liderazgo.

Lo tendrá difícil quién quiera operar en este sector porque se verá obligado a luchar contra unos operadores que no quieren perder su actual posición. ¿Pero… qué pasaría si los operadores de este sector se organizaran con objetivos a largo plazo?

Un taxi solo no puede hacerlo, pero… ¿si se suman dos, tres, cuatro o todos los taxis de Barcelona? ¿Y si las ciudades del mundo como Barcelona, Nueva York, Berlín, Londres, Madrid crearan equipos de expertos en IA, IOT y movilidad sostenible para conseguir transformar el sector? ¿Qué pasaría entonces?

El reto está en que la sociedad vea el sector del taxi como un generador de valor, necesario para garantizar el servicio de movilidad en la ciudad y, es justamente esta necesidad y la forma de cubrirla la que cambiará radicalmente en los próximos años.

The following two tabs change content below.
Joan Ras

Joan Ras

Socio y CEO de Induct SEA, S.L. en Induct SEA, S.L.
Economista y Master en Economía Aplicada por la UPF. Fue consultor de Estrategia y Operaciones durante más de 15 años, especialmente en los sectores de la Enseñanza, Público, y Salud. Desde principios de 2013, lidera la oficina en Barcelona del Grupo Induct. Profesor de Innovación y Emprendimiento en la UPF.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviarnos tus datos manifiestas que has leído y aceptas nuestra Política de privacidad y cookies

*