Ante la desaceleración y la crisis, ¡innovación! Transforma y prepara tu organización con el modelo iflow

Ante la desaceleración y la crisis, ¡innovación! Transforma y prepara tu organización con el modelo iflow

Cómo transformar y preparar tu organización a través del modelo iflow

Hace un tiempo que oímos en las organizaciones las palabras: crisis, desaceleración en la zona euro, contracción en la economía alemana, guerra comercial entre EUA y el resto del mundo.

¿Tenemos que prepararnos para una crisis como la del 2008?

Mi opinión es que no. Sin embargo, debemos preparar nuestras organizaciones para vivir en un mundo VUCA, y tener la capacidad de adaptarlas rápidamente a los cambios.

¿Qué es el mundo VUCA?

Este concepto, formulado por el ministerio de defensa americano, describe el entorno en el que nos va a tocar jugar, es decir, un mundo Volatily, Uncertainty, Complexity, Ambiguity.

  1. Un nivel alto de volatilidad, donde los cambios de tecnología, tendencias y comportamiento de los usuarios son rápidos y constantes.
  2. La incertidumbre hace que la capacidad de predicción sea cada vez menor, y que los planes estratégicos queden anticuados de forma rápida.
  3. Complejidad, ya que los cambios son multifactoriales, y no hay una forma única y definida de afrontarlos.
  4. Ambigüedad, porque esta misma complejidad hace que, prever e identificar amenazas, sea cada vez más difícil.

De hecho, el mundo VUCA nos sitúa en un entorno de crisis permanente. Recordemos que el origen de la palabra crisis proviene del griego y significa cambio, y el cambio va a ser permanente y en constante aceleración.

¿Cómo debe una organización afrontar este entorno de crisis permanente?

Como ya hemos dicho, debe ser una organización flexible, capaz de afrontar estos cambios. Y este es el tipo de organización que describe el modelo i-FLOW que hemos desarrollado.

iflow

Innovation First

La organización debe tener claro que la innovación va a ser una prioridad, y la herramienta que va a transformar la organización.

  • Agile: Los cambios van muy deprisa, así que conviene dejar a un lado los planes estratégicos, y adoptar herramientas ágiles de planificación e identificación de retos para la organización.
  • Innovación participativa: Pone el trabajador y el cliente en el centro. Si los profesionales escuchan y entienden, sabrán encontrar soluciones innovadoras.
  • Experimentación: Este concepto introduce la cultura del riesgo y del error. Si no experimentamos, no nos equivocamos, pero tampoco avanzamos.
  • Compromiso innovador: Superar el dilema del innovador; si no se dedican esfuerzos y recursos a la innovación no se consiguen resultados.

Liderazgo innovador

  • Propósito: Se debe compartir el propósito para que los profesionales formen parte del ADN y compartan objetivos y valores; así se consiguen sinergias mágicas.
  • ADN innovador: Los líderes de la organización deben implicarse personalmente en la transformación de la organización.
  • Estrategia: Hay que definir el cómo vamos a organizar la innovación y que estrategia vamos a seguir para desplegar los proyectos de innovación.
  • Intraemprendeduría: Siguiendo el modelo TEAL, es conveniente dejar paso a los empleados, y que sean capaces de autoorganizarse y de emprender.
  • Acción: Buscar de manera activa los problemas, oportunidades y tecnología que aporten nuevas soluciones, para que sean más eficaces, menos costosas o más sostenibles. El uso del Big Data o la inteligencia artificial nos puede ayudar mucho en este ámbito, y repensar el modelo de negocio. Ya no se trata de comprar o vender, sino de alquilar, ceder e intercambiar.

Organización abierta

  • Conocimiento externo: ¿Cómo captamos el conocimiento que está fuera y que podría ayudarnos? Lo hacemos generando comunidades, como por ejemplo Almirallshare. ¿Qué están haciendo las startups en nuestro sector? Han creado organizaciones tremendamente ágiles, y con gran capacidad de crecimiento.
  • Necesidades de clientes: Se utilizan sistemas de conocimiento a través de insights de clientes, que nos permiten entender sus necesidades reales, como lo hace Chiesi neostart.
  • Transparencia: Las organizaciones deben ser cada vez más transparentes, tanto internamente como externamente, por ejemplo TESLA y las patentes.
  • Digital: Se trata de incorporar la cultura digital en la organización. Si no lo hacemos nosotros, lo va a hacer un competidor, tarde o temprano.

Organización wow

  • Autonomía de los empleados: Hay que construir un modelo de organización que facilite la autonomía de los empleados.
  • Desarrollo personalizado: Cada vez más profesionales necesitan un entorno en el que se les permita desarrollar su talento y poder compaginar la vida personal y profesional.
  • Reconocimiento: El talento debe ser reconocido para retenerlo, y los profesionales prefieren ser parte de proyecto motivador, en vez de, disponer de un gran sueldo y un proyecto aburrido.

Si somos capaces de transformar nuestra organización y hacerla flexible, con capacidad de adaptarse a los cambios rápidamente, implicando a los profesionales en el desarrollo de nuevos productos, etc.  podremos gestionar las crisis y hacerles frente, generando propuestas de valor innovadoras para nuestros clientes.

The following two tabs change content below.
Joan Ras

Joan Ras

Socio y CEO de Induct SEA, S.L. en Induct SEA, S.L.
Economista y Master en Economía Aplicada por la UPF. Fue consultor de Estrategia y Operaciones durante más de 15 años, especialmente en los sectores de la Enseñanza, Público, y Salud. Desde principios de 2013, lidera la oficina en Barcelona del Grupo Induct. Profesor de Innovación y Emprendimiento en la UPF.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviarnos tus datos manifiestas que has leído y aceptas nuestra Política de privacidad y cookies