La innovación no es un juego, ¿o sí que lo es?

La innovación no es un juego, ¿o sí que lo es?

El pasado 14 de mayo asistí a un evento organizado por ACCIÓ, donde Miguel Ángel Fernández fue el ponente de una excelente presentación sobre el modelo de innovación de IMC Toys, empresa de juguetería de la que es manager del departamento de I+D+i.

IMC Toys es una empresa con sede en Terrassa (Barcelona) que, a lo largo de sus 35 años de vida fabricando y comercializando juguetes, ha ido adaptándose constantemente a las nuevas necesidades y tendencias del mercado. Teniendo en cuenta que casi tres cuartas partes de la producción de IMC Toys es exportada y considerando el sector en el que opera la empresa –los niños son de ideas y deseos firmes- resulta fácil entender que la flexibilidad y la rápida rotación de producto son elementos fundamentales para su éxito.

Es frecuente pensar que la mayoría de los juguetes son creados por grandes marcas… Sin embargo esta afirmación no es del todo acertada; de hecho, IMC Toys ha diseñado juguetes para Disney, Mattel, Hasbro y Marvel, por poner algunos ejemplos. IMC Toys, además, cuenta con su propia marca y colección de juguetes.

¿Cómo funciona su modelo de innovación?

En la fase de Ideación, sus fuentes para obtener nuevas y mejores ideas provienen de inventores internos, pero también del feedback de los clientes a través de la propia web de IMC Toys, de sus proveedores, y de ferias a las que asisten. ¡Punto positivo! El valor está fuera, y IMC Toys sale a buscarlo.

¿Y qué ocurre con las ideas capturadas? 10 veces al año, se lleva a cabo una campaña de innovación interna donde un comité de innovación, formado por un grupo de 5 empleados de diferentes departamentos, se reúne para evaluar 10 ideas preseleccionadas. En estos procesos, se estudian, consideran y votan las ideas para llegar a seleccionar aquella o aquellas que finalmente se presentarán a la dirección para que se apruebe su posterior investigación y desarrollo.

En este sentido, su filosofía se centra en trabajar en equipo, divertirse al mismo tiempo, y sobre todo, buscar la implementación de las ideas. ¡Otro punto positivo! La innovación sin implementación se queda en creatividad inocua, lo cual es frustrante.

Comprobamos: después de capturar una buena idea, lo que se hace es dibujarla, hacer esbozos de ella y, después de verificarla, se procede a la investigación de mercado, cuyos resultados se presentan nuevamente a la dirección.

En este momento es cuando se decide si la idea sigue siendo simplemente eso, una idea, o bien, se emprende un proyecto con ella. El proyecto implica el diseño y desarrollo necesarios hasta llegar al producto acabado, lo cual incluye también el embalaje.

Lo que resulta interesante es que IMC Toys y sus diseñadores llevan años diseñando e imprimiendo en formato 3D: la materialización provisional del producto es fundamental para tomar sus decisiones de innovación.

Y finalmente, ya para acabar, ¡vamos a darle a IMC Toys su tercer punto positivo del día! La empresa tiene una política de recompensa y reconocimiento definida y comunicada para aquellos trabajadores que a nivel interno, aporten ideas y participen en proyectos de innovación.

La pregunta que me hago es: ¿por qué no se plantean como reto gestionar la innovación con una comunidad abierta y transparente?

Como Project Manager de Induct, y recién llegado al blog de Sociedad de la Innovación (¡hoy me estreno!), no pude quedarme callado en la ronda de preguntas, así que pregunté cuáles eran las herramientas que utilizaba la empresa para gestionar sus retos, ideas y proyectos de innovación. ¿La respuesta que obtuve?: “Usamos Excel; todo el mundo lo conoce, sabe usarlo y es sencillo”. Aquella respuesta me hizo pensar en el potencial que puede tener en una empresa comprometida con la innovación como es IMC Toys, la puesta en marcha de una comunidad abierta de innovación, en la que los innovadores colaboren entre ellos, mejoren las ideas de los demás y las suyas y coordinen sus proyectos de innovación de forma colaborativa, al mismo tiempo que el comité de innovación obtiene una trazabilidad total y en tiempo real de todo lo que está ocurriendo con las ideas y proyectos de innovación, incluso con la posibilidad de generar indicadores por campañas de innovación. ¿No os parece?

¿Qué pensáis del espíritu innovador de IMC Toys? ¿Conocíais esta empresa? ¡Nos encantará conocer vuestra opinión sobre su modelo de innovación!

The following two tabs change content below.
Kenneth Ramberg

Kenneth Ramberg

Consultor Proyectos TIC en Induct SEA, S.L.
Informático, Máster en Project Management y certificado de PMP® de PMI. Nacido en Noruega, vive en Barcelona desde 1998. Soy un internacional creativo, con casi 20 años de experiencia trabajando en el desarrollo de softwares para hospitales de todo el mundo. Tengo una vista amplia y profunda acerca de los mejores procedimientos para conseguir productos correctos y funcionales. Desde principios de 2015 colaboro con Induct para ayudar en la gestión de proyectos emergentes, desarrollo y ventas.
Kenneth Ramberg

Latest posts by Kenneth Ramberg (see all)

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviarnos tus datos manifiestas que has leído y aceptas nuestra Política de privacidad y cookies