Revolución alimentaria: La carne limpia

Revolución alimentaria: La carne limpia

La revolución en el sector alimentario pasa por producir carne que sabe a carne, pero que no contiene realmente carne. ¿Cómo se puede explicar este fenómeno? Hoy en día, una mayor concienciación social nos está llevando hacia un consumo más responsable, una lucha continua contra el maltrato animal y por un ecosistema más limpio. A nivel social, estos cambios de mentalidad se están notando en un crecimiento considerable del número de vegetarianos y veganos, y también en un mayor consumo de productos bio. Sin embargo, son muchos los que adoran el sabor de la carne y no podrían vivir sin ella. Así pues, para satisfacer a aquellos que persiguen un mundo más sostenible y a aquellos que no quieren renunciar a la carne, se está trabajando ya en una alternativa ecofriendly, la denominada carne limpia.

¿Qué es la carne limpia?

La carne limpia es un alimento que no está compuesto por carne, sino que deriva de células madre animales y busca reproducir las sensaciones y la experiencia a un consumidor, como si estuviese comiendo carne: misma textura, mismo sabor y mismo color que la carne real. En lugar de obtener carne de animales criados en granjas, donde se altera su evolución natural y se los alimenta mediante productos genéticamente modificados o de animales ejecutados en el matadero, la carne limpia se produce en un laboratorio y no conlleva la muerte de ningún animal. Las células usadas para su elaboración no contienen ni antibióticos, ni enfermedades, ni contaminación, de ahí el nombre de carne limpia.

la carne limpia

En 2013, Mark Post, doctor y fundador de la empresa Mosa Meats, elaboró la primera hamburguesa de carne limpia. Y en 2016, Uma Valeti, doctor y cofundador de Memphis Meats, elaboró la primera albóndiga de carne limpia.

¿Qué proceso sigue la producción de carne limpia?

Para empezar, hay que tener en cuenta que, en lugar producir carne a partir de todo el animal, lo que se hace es escoger sólo aquellas células que son relevantes: los músculos, las grasas y los tejidos conectivos. A parte de esta premisa, no hay un tipo de células específico que sea imprescindible para producir carne limpia, pueden ser células derivadas de una biopsia de tejido animal adulto, células maduras o células embrónicas.

Lo que se hace es coger una muestra de células y, mediante un biorreactor, éstas se multiplican y se dividen para conseguir un mayor número de células. Sin embargo, no todas las células pueden proliferarse y reproducirse el mismo número de veces, por ello, es interesante que las células escogidas para la producción de carne limpia sean pluripotentes o multipotentes, ya que tiene un impacto sostenible y económico. Además, la idea es que la muestra sirva para la producción de varios productos, no uno sólo, y así evitar que se tenga que recurrir a la extracción de muestras recurrentemente.

Las células cultivadas también necesitan ser alimentadas, absorben las calorías y las convierten en células de biomasa, es decir, más células. Se les proporciona condiciones que favorecen su crecimiento y reproducción. Se puede controlar el nivel de colesterol, grasas saturadas, antibióticos, bacterias y hormonas. Las células reciben calorías de dos tipos de alimentos. Hay por una parte los alimentos que son simplemente nutrientes para las células: azúcar, aminoácidos, sal, etc. Por otra parte, los alimentos ricos en proteínas, que se ocupan de indicar a las células qué tienen que hacer: crecer, dividirse, diferenciarse en un tipo de célula, etc.

Finalmente, se van generando estructuras en las que las células se diferencian según su tipo, se convierten en células finales y permiten la producción de carne limpia. Este último paso se desarrolla en el scaffolding, un soporte 3D que da textura e intensidad al producto final. Se trata de una guía que determina la forma final del producto, es decir, si tiene que ser un muslo de pollo, un bistec o una hamburguesa.

¿Por qué es interesante fomentar el desarrollo y consumo de carne limpia?

El creciente esfuerzo por desarrollar tecnología de producción de carne limpia viene propiciado por la búsqueda de un sistema de producción más eficiente y sostenible. Según indica la FAO, el crecimiento de la población, así como el aumento de la esperanza de vida implican un aumento en dos tercios de la demanda mundial de carne, dato insostenible teniendo en cuenta los recursos y magnitud de nuestro planeta. Pero aún hay más: para poder alimentar a los animales, se necesita una cosecha de legumbres y granos tan grande que, como los agricultores no dan abasto, está encareciendo el precio de las cosechas y acelerando la pobreza global. La organización The Good Food Industry asegura que la carne limpia es el sistema más útil y prevé que sea tres veces más eficiente que los pollos.

Todos tenemos en mente la vertiente no ética de la explotación animal. Actualmente, estamos criando a los animales a través de unas condiciones precarias fuera de su hábitat natural, ocasionarles traumas, mutilaciones y maltratos. Por este motivo, debemos tener en cuenta que la explotación animal tiene un impacto negativo para nuestra salud, ya que los animales están siendo alimentados a base de antibióticos que desarrollan bacterias y bichos que el ser humano se come a través del consumo de carne.

Científicos de las Naciones Unidas aseguran que la crianza de animales consumibles es una de las causas que producen más problemas al medioambiente: contribuye al calentamiento global, la degradación de la tierra, la contaminación del aire y del agua y la pérdida de la biodiversidad. Sin embargo, se ha podido comprobar que la carne limpia pone freno a la degradación medioambiental que estamos viviendo ya que necesita un 99% menos de tierras, un 90% menos de agua y emite un 90% menos de gases de efecto invernadero.

La carne limpia ya se ha convertido en un producto, pero todavía no ha tenido un gran impacto a nivel comercial.  Se prevé que llegue a los supermercados en 2021 a través de la empresa Memphis Meats. En este momento, se trata de un producto poco competitivo ya que los procesos de elaboración son bastante costosos. La marca está trabajando para reducirlos y poder favorecer su consumo.  En un futuro próximo, la carne limpia será una de las soluciones para frenar la destrucción del ecosistema que nuestra propia falta de concienciación sostenible está propiciando.

The following two tabs change content below.
Judith Massagué

Judith Massagué

Estudiante de Negocios y Marketing Internacionales en ESCI-UPF. Mi personalidad analítica y detallista y mi ímpetu por entender el entorno me han llevado a especializarme en investigación de mercados. Fruto de mi pasión por los idiomas, soy graduada en Traducción e Interpretación de francés, ámbito en el cual trabajo de forma autónoma. Entre el yoga, el baile y la cocina healthy encuentro el equilibrio en mi día a día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviarnos tus datos manifiestas que has leído y aceptas nuestra Política de privacidad y cookies