¿Qué es la empresa abierta? 10 características

(POST ACTUALIZADO DICIEMBRE 2020). En el entorno actual, la empresa abierta tiene mayores probabilidades de éxito sostenido. Hay pruebas y estudios que lo ratifican. Las empresas que se han mantenido en los primeros puestos de la lista FORBES de forma continua durante 50 años, no llevan todo ese tiempo haciendo lo mismo (por ejemplo IBM), sino que han sido capaces de mutar, a través de la interacción con sus clientes, partners, competidores, y demás stakeholders, entendiendo el entorno. Hay casos ilimitados, lo que ha llevado a la ciencia del management a generar el pensamiento de que las empresas no pueden estar 10 años haciendo lo mismo. ¿Qué debe hacer una empresa de éxito? Abrirse al entorno, para adaptarse al cambio que seguro le llegará.

Atentos a la tendencia de liberar la organización empresarial

La empresa abierta no es ciencia exacta, sino reflexiones alrededor de la observación, de lo que nos estamos encontrando, trabajando con empresas de todo tipo y sector. Incluso en el ámbito de la administración. 

De hecho, es algo de lo que ya algunos CEO’s, consultores y autores han estado hablando a través de unos cuantos libros, que os recomendamos: Up the Organization (Townsend), Freedom Inc, Reinventing Organizations (Laloux), Let them go surfing (Chouinard, CEO de Patagonia), o Aquí no hay reglas (Haasting, CEO de Netflix), o Open Organization (Whitehurst, CEO de Red Hat), entre otros muchos. Todos ellos, los encontraréis en la Biblioteca de Innovación de SDLI, por cierto.

En realidad, y si os habéis descartado como han hecho más de 1000 personas ya nuestro mapa de tendencias SDLI, creemos que la empresa abierta es una microtendencia se enmarca en el cruce entre la digitalización (cultura open source), la cultura Do It Yourself (empoderamiento del usuario y la comunidad), y el postacpitalismo (el fin de las estructuras jerárquicas tal y como las conocemos).

Pero veamos qué es lo que entendemos como “empresa abierta”.

La empresa abierta: nuevas prácticas de gestión

Qué entendemos por empresa abierta

El concepto de empresa abierta viene de la filosofía generada por la tecnología open source, es decir, un producto tecnológico lanzado con permisos para utilizar su código fuente, para seguir siendo desarrollado por terceros. ¡Para que incluso terceros generen negocio del desarrollo que hagan!

Nuestra visión es que esta filosofía es aplicable tanto a productos tecnológicos, como a empresas de cualquier sector, como a los propios profesionales, pudiendo otorgarnos mayores probabilidades de éxito para el futuro. La empresa abierta es una organización que diluye sus límites, no sólo entre ella y sus clientes (del yo vendo-tú compras, al juntos ganamos: ver el caso de LEGO con su MINDSTORMy la comunidad de innovación abierta LEGO IDEAS), sino incluso entre ella y sus competidores, como el caso de las aerolíneas trabajando conjuntamente para identificar oportunidades para reducir el gasto en fuel (del mi cuota de mercado contra la tuya, al ¿cómo podemos incrementar el mercado o el margen de mercado juntos?).

La empresa abierta ya no se relaciona con un mercado, se relaciona con su comunidad, que cada vez es más abstracta, o más difícil de delimitar. La empresa abierta tiene éxito si conoce su comunidad y adapta su modelo de negocio en base a las necesidades de la misma.

Hablemos del caso Blockbuster. Se trata de un modelo que tuvo éxito: 9000 tiendas, M300USD de ingresos, el cliente parece contento. Luego llega Napster, y luego Netflix, y Blockbuster se dedica a protegerse del cambio, incapacitándose para mutar su modelo de negocio, sin darse cuenta que el cambio no se controla ni se resiste, el cambio sucede. La misma historia puede explicarse de Kodak, de Xerox o de muchas otras en momentos de la historia del management. BlockBuster pudo adquirir Netflix y no quiso. Kodak desarrolló la cámara digital primero y no la quiso comercializar, Xerox pudo lanzar el mouse primero y no lo hizo. ¿Quién compraría un producto llamado “rata”?

Pudieron y lo rechazaron. Luego, fracasaron.

Al contrario que todos ellos, Netflix (4 modelos de negocio distintos en 20 años, contra el único modelo de Blockbuster en más de 36 años, hasta declararse en bancarrota en 2011), como IBM antes, Google, Amazon, o Apple más recientemente, son empresas que mantienen activa y viva su capacidad de mutar. Por cierto puedes consultar aquí el resumen sobre la importancia de la cultura de empresa para el éxito de Netflix.

En definitiva, las empresas abiertas fallan, sí, pero se adaptan y cambian hasta encontrar el modelo que les permite sobrevivir hasta la siguiente ola de cambio. Incluso crean la oleada, con la creación de nuevos productos como el Ipod o el Iphone. Y esto sólo puede ocurrir con prácticas de gestión que nosotros relacionamos con la empresa abierta.

10 características de la empresa abierta

 

  1. La innovación está en el centro de la estrategia de negocio. Endender el dilema del innovador, y poner a disposición recursos para innovar, son un requisito para afrontar el futuro en estas empresas. Y se entiende la innovación con una visión usuario, de mercado, más que de technology push (que también).
  2. La visión de negocio es incluso más importante que el modelo de negocio. Caso Kaboom. O caso Patagonia compartido en el post sobre el liderazgo innovador de Yvon Chouinard.
  3. La conectividad con la comunidad es un valor añadido que busca sinergias para mejorar. Caso Hospital de Sant Joan de Déu + Miquel Rius.

4. Espacios Beta permanentes: capacidad para testear y probar rápido y sin riesgo. Cultura de la experimentación al máximo nivel, como forma de aprendizaje. El cementerio de innovación de Google es un gran ejemplo en este sentido.

5. Creación de estructuras flexibles que permitan ser más ágiles a los equipos de trabajo: sistemas tecnológicos abiertos vs silos de información, estructuras organizacionales no jerárquicas, que responden más a un sociograma que a un organigrama. La influencia y el éxito no te lo da la jerarquía, si no tu motivación, habilidades, intereses…

6. Espacios participativos a través de la ubicuidad de las tecnologías de la información.

7. Transparencia radical: de arriba a abajo, de abajo a arriba, y horizontalmente en todas las direcciones. Es la base de motivación del talento interno. Que la organización respire comunicación y transparencia radical.

8. Conocimiento abierto: empresas sin secretos. Como el Caso Tesla o el Caso Coursera.

9. Experiencia del trabajador, buscando la satisfacción y motivación del talento interno. Cuando un 90% de tus empleados están contentos, busca qué está pasando con el otro 10%. Como en el caso Spotify. Una felicidad basada en altos grados de autonomía, y un entorno challenging para el trabajador.

10. Altos grados de diversidad como elemento vector de la innovación. Como en el caso de Zappos, que incluyen el factor “wierdness” como un valor de los nuevos candidatos. Buscan personas distintas a la cultura general de la compañía.

 

Innovación y gestión del cambio como eje estratégico

Es la filosofía sobre la que pivotan el resto de prácticas de la empresa abierta. Y no sólo la filosofía, también el motor: el 61% de las empresas líderes a nivel internacional consideran la innovación como una prioridad, otro 65% tienen algún responsable de innovación, gestión del cambio, o similar. Las que son más innovadoras, tienen sistemas y procesos formalizados de innovación (caso P&G). Porque innovar es caos, aunque sea un caos ordenado.

Estas son algunas de las prácticas que hemos identificado. Seguro que hay más.

¿Te animas a seguir la lista o a aportar tú reflexión?

Ignasi Clos

MSc in Business Innovation por Deusto Business School. Economista especializado en International Business y Marketing. Profesor de Innovación, Open Innovation y Entrepreneurship en EADA, UOC y Esci-UPF. Creador del método i-flow de transformación cultural para la innovación. Aglutina más de 15 años de experiencia como consultor de internacionalización, estrategia, innovación y transformación organizativa y cultural, primero en Acció, después en Deloitte, y finalmente desde 2012 en SDLI, donde es Socio Fundador y CEO.

Escribe un comentario

Tú correo no será publicado.*