After long silence, a year remembered: un documental que reivindica el humanismo en la medicina

Autor: Antoni Truyols

Introducción por: Viviana Forero

La Covid-19 nos ha generado todo tipo de reflexiones. Por un lado, hemos renovado nuestra percepción sobre lo que es verdaderamente importante. Hemos visto que algunas profesiones, que hasta ahora habían estado un poco más “escondidas”, son las que deberían estar en el centro de las grandes decisiones, como es el caso del personal sanitario y científico.

Por otro lado, el humanismo en las organizaciones también ha ganado relevancia. La pandemia ha confirmado que la experiencia de los trabajadores va mucho más allá de ocupar un puesto y recibir un salario. Valores como la autonomía, el reconocimiento, el acompañamiento en la adaptación a los cambios, son vitales para tener organizaciones resilientes y preparadas para el futuro.

En SDLI nos gustan mucho estos dos mundos. Hemos tenido la fortuna de estar muy cerca del sector de la salud, y de ayudarlos a pensar en cultura de innovación, poniendo al ser humano en el centro. Por eso en este artículo queremos presentaros un proyecto que nos inspira y que refleja muy bien esta intersección.

Un médico artista que habla sobre humanismo

Hoy invitamos a participar en nuestro blog al Dr. Antoni Truyols. Él es  Médico por la UAB, especialista en Medicina Interna. Recientemente trabaja en el Hospital General de Mallorca con un equipo destinado a la recuperación de enfermos con patología neurológica.

Además de su labor científica, las artes escénicas han estado  siempre presentes en su vida. Teatro, fotografía, poesía, cinematografía, radio, prensa. Ha ganado premios en concursos de relatos cortos, teatro, y ha participado en la dirección artística en cine.

 

Antoni Truyols

 

Actualmente está implicado con The Doctor as a Humanist una iniciativa internacional que tiene como principal objetivo restaurar el humanismo y las humanidades en la medicina. Un objetivo que se puede hacer extensivo a otros campos. Su lema es: “volver el corazón y el alma en la medicina” según su presidente Jonathan McFarland.

Os compartimos algunas de las reflexiones que el Dr. Truyols ha generado gracias a su participación en este proyecto.

La solidaridad crece con las adversidades

A lo largo de los siglos, cuando la humanidad se ha visto sometida a una circunstancia desfavorable que amenaza su supervivencia, despierta en los individuos un sentimiento de solidaridad. Esta sensación de común pertenencia al género humano conlleva la búsqueda de mejoras en las condiciones de vida. Un ejemplo de cómo hemos sido capaces de superar las adversidades es el siguiente: en el año 1918, en el que la I Guerra Mundial asolaba Europa, se unió además una pandemia de gripe que causó millones de víctimas. Entonces, como ahora, se comprendió rápido que las multitudes eran foco de contagio. “Se produjeron confinamientos y se avanzó en la aplicación de medidas preventivas que ya habían demostrado su eficacia históricamente imponiendo algunos cordones sanitarios, profundizando en el seguimiento de medidas higiénicas y promoviendo cuarentenas para los sospechosos de estar contaminados”, explica el historiador Jaume Claret a Euronews.

 

foto gripe antigua
Enfermeras voluntarias de la Cruz Roja Americana atienden a los pacientes de la gripe en el Auditorio Municipal de Oakland, utilizado como un hospital temporal. Derechos de autor Edward A. “Doc” Rogers/AP

 

La crisis sanitaria es consecuencia de un modelo agotado (que nos aleja del humanismo en la medicina)

Un siglo más tarde, la crisis sanitaria y económica provocada por la pandemia Sars Cov2 es de inmensas proporciones. Todo hace prever que el 2020 pasará a la historia como un año marcado por las necesidades humanitarias de más de 170 millones de personas especialmente por:

  • Un incremento considerable del nivel de desigualdad, especialmente en grupos que viven en situación de exclusión social.
  • Un deterioro de las medidas de protección necesarias para garantizar los derechos y las necesidades básicas de los individuos.

La previsión para el 2021 de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU apunta a que esta cifra crecerá hasta los 235 millones, casi en su totalidad debido a la pandemia del coronavirus.

No erramos mucho si mantenemos que la Covid-19 es una consecuencia de un modelo económico y cultural agotado. Obviamente se está imponiendo una desafección hacia este modelo, un cansancio de la política y un acercamiento peligroso hacia los extremos sociales más intolerantes. Extremos que buscan, a cualquier precio, la preservación de un modelo de vida que creíamos haber superado y en el que se ha naturalizado la injusticia y la deshumanización y que pueden llegar a suprimir las conquistas sociales conseguidas.

Este hecho debería comportar el desvanecimiento de las certezas actuales y que suponemos válidas y la apertura de nuevas perspectivas que nos impulsen en dirección hacia un horizonte cosmopolita con nuevas normas y estructuras universales que sirvan para apaciguar la confusión y la incertidumbre del momento actual.

“After long silence, a year remembered”. Un documental que reivindica el humanismo en la medicina

Desde The Doctor as a Humanist hemos creado, “After long silence, a year a remembered“. Un documental que refleja una visión humanista, solidaria y cosmopolita desde la que se impulsen políticas de protección, integración e igualdad, especialmente atentas con los más desprotegidos.

Con este documental queremos que todos escuchen las palabras de John Berger: “La esperanza es algo que ocurre en momentos muy oscuros. Es como una llama en la oscuridad; no es una convicción ni una promesa “.  Ahora, más que nunca un año después del inicio de esta pandemia, tenemos que encender esta llama.

Si os ha gustado el trailer podéis ver el documental completo aquí. 

Esperamos haber ilustrado nuestra percepción del humanismo en la medicina, tanto en la actualidad como en tiempos pasados.

    Escribe un comentario

    Tú correo no será publicado.*