5 lecciones de innovación que podemos sacar de Death Stranding, el último vídeo juego de Hideo Kojima

5 lecciones de innovación que podemos sacar de Death Stranding, el último vídeo juego de Hideo Kojima

Sam es uno de los pocos sobrevivientes de un mundo post apocalíptico y afronta solo una expedición por tierras destrozadas. Su misión es bastante sencilla, pero de indispensable valor. Sam debe repartir objetos de un lado a otro para reconectar las partes restantes del mundo en el cual se encuentra y, finalmente, rehacerlo y salvarlo.

Lo que fácilmente podría ser la trama de una película, en realidad, se trata de la historia de Death Stranding, el nuevo video juego de Hideo Kojima. Con solo 3 años de desarrollo y un equipo de apenas 80 personas, el tan esperado lanzamiento del mundo de los games, tiene mucho que dar el ámbito de la innovación.

En Death Stranding no sabemos si miramos una película, jugando a un video juego o si nos hemos teletransportado a nuevo mundo. Los gráficos son increíbles, las animaciones formidables y la fotografía espectacular. Y, sin dejar la ambiciosa trama de lado, podría perfectamente ganar a muchas producciones de Hollywood; contando con protagonistas representados por celebridades como Norman Reedus, Léa Seydoux y Guillermo del Toro.

De hecho, Death Stranding es una obra maestra. Os garantizo que este juego os enganchará por todos los detalles que ofrece, tanto a nivel filosófico como emocional. Así que, aunque que no seas un friki de los video juegos, ¡te va a gustar!

Os animamos a que sigáis leyendo este post para descubrir las 5 lecciones de innovación que Death Stranding deja en su legado.

5 lecciones de innovación sobre Death Stranding

1. Es el momento de valorar el lado humano

En Death Stranding no corres más rápido, no puedes volar, no tienes súper poderes, ni tampoco eres un héroe. ¿Y cuál es la gracia? En este último lanzamiento, Kojima propone cuestionarse, de nuevo, la misma pregunta: En un mundo donde la tecnología amenaza con sustituir a las personas, no está de más, volver a valorar nuestro lado humano, nuestras emociones y capacidades. Por ello, su autor se ha propuesto crear un enredo lleno de emociones y una dinámica de juego que pretende involucrar a los jugadores en distintas situaciones y sensaciones.

Para dar realismo a la historia, Death Stranding cuenta con un personaje con el que fácilmente podríais sentiros representados; es como vosotros, como yo y como a cualquier otra persona. Un personaje que solo puede disfrutar del viaje, de la misión y de la vida. Death Stranding es una celebración a la libertad para escoger caminos, y también una provocación acerca de la soledad, pero sobre todo, una invitación a cuestionarse nuestras relaciones humanas y el sentido que las mueve.Death Stranding

2. Foco en la experiencia del usuario

Death Stranding no deja de ser una experiencia. Además de ser bastante contemplativa, incluye muchos efectos especiales, en primera persona, y detalles fascinantes sobre el entorno en el que se encuentran los personajes, que envuelven completamente al jugador y lo sitúan dentro de la trama. El video juego cuenta con una banda sonora especial, que acompaña al protagonista en sus aventuras y misiones. Y es que, la sonorización se convierte en una pieza clave para la inmersión del jugador en el game, ¡y Kojima lo sabe!Death Stranding

Desde el primer momento, los jugadores son sometidos a sensaciones y percepciones que tienen como objetivo generar experiencias fuera de la pantalla, y enriquecer la jugabilidad del juego. Teniendo esto en cuenta, mucha de la sonorización de Death Stranding, se puede escuchar desde los altavoces del mando de PS4. Esto pasa, por ejemplo, con los sonidos que emite el bebé, que el jugador tiene a cargo durante toda la historia. Esta responsabilidad provoca en el jugador una relación profunda con el niño y la necesidad de protegerlo ante cualquier peligro, hecho que determinará el vínculo entre los dos personajes y la historia la que están escribiendo.

3. Recuérdame la realidad

Para cumplir con sus misiones, Sam tiene que moverse de un lado a otro, llevando a cabo su encargo, sus pertinencias, armas y otros materiales que va encontrando por el camino. A diferencia de otros video juegos, aquí se dispone de un inventario invisible e infinito para llegar a todo. Los ítems con lo que se cuenta, se deben llevar encima durante toda la historia. Así que, no os sorprendáis si os sentís pesados, es el equipaje que lleváis encima, ¡que pesa! Si llegáis al límite que os impide avanzar, podéis renunciar a algunos de los objetos que lleváis a cargo, para aligerar vuestro camino.Death Stranding

Según Hideo Kojima, la idea de cambiar esta dinámica, así como otras características del juego, surgió de la necesidad de mostrar la realidad tal como es. Llegó el momento de recordar a las personas cómo funciona el mundo en el que vivimos. Por ejemplo, ser conscientes que, aunque el paquete que hemos comprado online llegue rápidamente a nuestras casas, alguien se ha ocupado de llevarlo hasta allí.

4. La colaboración como única salida

Death Stranding tiene muchos motivos por los que considerar que es un producto innovador. Una de las características más novedosas de la última creación de Kojima, es su propuesta de colaboración, como clave del éxito para la trama. Se pronuncia abiertamente en contra de la violencia, tanto entre personajes como con el resto de los jugadores. La propuesta va de lo contrario; colaborar entre los agentes, generar relaciones de amistad, de unión de fuerzas y de construir en común.

Mientras juguéis a Death Stranding, no veréis a nadie. Si estáis online, es posible ayudarse de algún puente construido por terceros, y dejarles elementos o darles indicaciones. Podréis colaborar con los demás en construcciones o interactuar a través de likes. Según Kojima, “la idea está en trabajar la colaboración indirecta entre los jugadores y permitir el feedback positivo entre ellos como un incentivo para generar positividad y un buen ambiente”.

5. La responsabilidad es de todos

Está claro que Death Stranding representa un futuro distópico y post apocalíptico, como resultado de una catástrofe a nivel global. Sam es uno de los pocos sobrevivientes y su misión es salvar lo poco que queda. Aunque se trate solo de un video juego, lanza al aire un mensaje de alerta: La responsabilidad sobre el futuro de nuestro planeta está en nuestras manos y tenemos que concientizarnos ya.

En este sentido, el lanzamiento del video juego está acompañado del hashtag #TomorrowIsInYourHands, un movimiento en el que se busca explicitar la responsabilidad que tenemos con nuestras actitudes y las implicaciones futuras con las que tendremos que convivir (o no).

Conclusión

Puede que estéis medio aturdidos con de tanta información, vaya, ¡lo imaginábamos! Aunque esperamos que, pese a ello, Death Stranding os haya podido inspirar y motivar para afrontar los desafíos de las empresas y los clientes reales. Después de todo, no hay innovación si no miramos hacia fuera y sumamos conocimiento con el talento diverso. Ahora, si os entran ganas de probar Death Stranding, ¡os animamos a hacerlo! Pero antes, fijad una reunión con vuestro equipo para proponer un nuevo proyecto de colaboración, o bien para plantear acciones que garanticen un futuro mejor para nosotros, nuestros compañeros y a las próximas generaciones.

The following two tabs change content below.
Erica Harumi

Erica Harumi

Se graduó en Comunicación Social en São Paulo – Brasil. Posteriormente también ha estudiado Cinema en Nueva York y Innovación y Design Thinking en Barcelona. Antes de ser consultora, ha trabajado en agencias de publicidad y estudios de diseño, lo que le ha posibilitado tener una visión más holística de todo el universo que constituye una marca y empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviarnos tus datos manifiestas que has leído y aceptas nuestra Política de privacidad y cookies