5 increíbles startups creadas por adolescentes

5 increíbles startups creadas por adolescentes

Para muchos, septiembre es un mes duro… y es que, ¡qué fácil es acostumbrarse a lo bueno! Es el mes de la vuelta a la realidad, a la rutina y costumbres, al trabajo, y en el caso de los más pequeños, al cole. Y qué mejor manera de empezar el curso que recordando algunos de los casos de startups creadas por adolescentes durante su etapa en el colegio. ¡Porque volver a la rutina no debe significar enterrar nuestra capacidad creativa!

ninos-felices-viendo-la-pantalla_438-19316458

Cuando era pequeña me encantaba este mes. Si bien el verano era sinónimo de diversión y recreo, para mí lo más emocionante era volver al colegio y reencontrarme con mis amigos y poder contarnos todo lo que habíamos hecho durante aquellos largos meses.

Entre una apretada –y estresante 😉 – agenda de playa, piscina y encuentros familiares, nunca podía parar de pensar en cosas nuevas por hacer. Ahora, en realidad, viéndolo desde otro punto de vista, pienso que sin duda, ¡aquellas semanas eran más que descanso, una fuente de inspiración, y de ideación! Y aunque a veces mis ideas no fueran las más acertadas…-“¡no queremos que nos montes más cabañas dentro de casa!”- ahora, al ya haber dejado esa etapa pero seguir rodeada de niños, me doy cuenta de que éstos tienen muy buenas ideas.

¡Creativos, auténticos, diferentes, originales y alocados, no tienen miedo a innovar y emprender! Quizás precisamente por eso, sus ideas, aunque puedan sonar algo inverosímiles, en realidad pueden esconder grandes negocios.

Estrenamos el nuevo curso con: 5 “pequeñas” grandes ideas de negocio emprendidas por adolescentes.

Summly: aplicación de resúmenes informativos.

Con la finalidad de transformar la forma de consumir noticias en dispositivos móviles, nació Summly, el que se convertiría en un gran negocio de éxito para su joven fundador, Nick d’Aloisio que con tan sólo 16 años se embarcó en esta aventura. Si bien, desde los 12 años había estado aprendiendo programación de manera autodidacta y desarrollando apps, no fue hasta la creación de Summly cuando el talento de d’Aloiso se hizo patente. Y es que gracias al uso de un procesamiento del lenguaje natural y un sistema automático para generar resúmenes informativos en pequeño formato, esta aplicación  destacó desde sus inicios como una idea con un gran potencial de negocio e incluso medios de comunicación como Forbes, y BBC se hicieron eco de ello.

De hecho, con tan solo 15 años de edad, D’Aloisio fue la persona más joven en recibir una ronda de capital riesgo en tecnología. En realidad este éxito ya auguraba un brillante futuro para Summly, que como por muchos es conocido, finalmente se vendió a Yahoo por unos 30 millones de dólares.

Jack Andraka: sensor para la detección precoz del cáncer de páncreas.

El caso de Jack es peculiar por distintos motivos. En este caso, no os vamos a presentar una startup como tal, si bien la historia que hay detrás merece ser reconocida. De hecho, al final, hablamos de buenas ideas, implementadas y sostenibles. ¡Así es la verdadera innovación!

Con tan solo 15 años de edad, Jack vivió un suceso trágico que le marcaría de por vida: el fallecimiento de un amigo de la familia a causa de un cáncer de páncreas. Ante esta situación, el joven, muy implicado en la causa y consciente de que la ciencia era la clave para resolver éste y otros problemas, decidió ponerse manos a la obra y contribuir con su propia aportación en la lucha contra esta enfermedad.

Aunque los inicios no fueron fáciles -sólo 1 de los casi 200 profesores a los que Jack acudió fueron receptivos con el proyecto que tenía entre manos- finalmente logró su meta, creando un sensor para detectar cáncer de páncreas precozmente en menos de 5 minutos y a un precio realmente bajo. Potencialmente ampliable al cáncer de ovarios y pulmón, el proyecto desarrollado por el joven le valió el premio en la Intel International Science and Engeniering Fair en 2012. ¡Nos encontramos ante un genial caso de un biomaker autodidacta!

 

Jack Andraka
Jack Andraka

Spencer Whale: coche a pedales para niños hospitalizados.

El siguiente es un caso que demuestra que, efectivamente y tal y como veníamos diciendo, la edad no es ningún impedimento, sino más bien, es fuente de ideas verdaderamente innovadoras y disruptivas. Y es que Spencer Whale se convirtió en emprendedor cuando sólo tenía 6 años, inventando un juguete para facilitar y entretener la vida de todos los niños ingresados en un hospital, así como una mejora sustancial en la comodidad para los padres y enfermeras al no tener que aguantar los sueros intravenosos cada vez que los pequeños salían de la cama.

Su idea, el KidCare Riding Car es un fantástico coche de pedales que, además, es el soporte de todos los aparatos médicos de los que el niño dependa.

El impacto que tuvo el KidCare Riding Car le valió ganar un concurso al pequeño emprendedor de Pittsburg. Además, hace un par de años, con 14 años de edad, finalmente vendió la licencia de su invento a una empresa para que lo fabricase a gran escala, de tal manera que en la actualidad, el KidCare Riding Car está presente en infinidad de plantas de medicina infantil en hospitales de Estados Unidos.

KidCare Riding Car
KidCare Riding Car

Younoodle: comunidad de emprendedores e inversores.

Apasionado de la revolución startup y de la manera en cómo los emprendedores están cambiando el mundo, el danés Torsten Kolind fundó la empresa YouNoodle.

Habiendo iniciado su andadura en los negocios a los 16 años creando diversos productos web, Kolind vio una gran oportunidad fusionando el mundo web y el mundo de las startups y el emprendimiento. Precisamente, de ahí nació YouNoodle, una startup que ayuda a otros fundadores de startups a recibir consejos, premios y oportunidades gracias a la red de competición de startups que YouNoodle lidera. Habiendo realizado ya más de 400 concursos y retos en distintas empresas del mundo, esta startup conecta emprendedores con inversores, consultores y otros expertos e incluso gobiernos, de tal manera que, en caso de tener potencial, acaban en aceleradoras y otros programas. En definitiva, desde YouNoodle se ofrecen una serie de oportunidades inaccesibles para muchas empresas, en su stage inicial, cuando todo parece más difícil.

La idea del joven Kolind ya cuenta con credenciales de la talla de Stanford BASES, Amazon Web Services, Startup Chile y la Intel Foundation.

Página web de Younoodle

Jessica Mah: asesoramiento financiero para startups.

Con tan solo 13 años de edad, Jessica Mah se adentró en el complicado mundo empresarial fundando inDinero. Con la finalidad de analizar los ingresos de distintas empresas, monitorizar sus cuentas  y proporcionar asesoramiento, inDinero se postula como el servicio financiero definitivo para las startups y empresas que así lo requieran.

Desde sus inicios, Jessica Mah pensó en la construcción de una empresa destinada a ayudar a los demás empresarios. Más que un simple software de contabilidad, inDinero está concebida para cambiar completamente la forma en que los empresarios piensan en sus operaciones y todos sus asuntos de carácter administrativos. InDinero se postula como la herramienta definitiva creada por una joven emprendedora consciente de que, las tareas más dificultosas y pesadas, especialmente en el momento inicial de creación de una empresa, son las administrativas. Así pues, como buena emprendedora, Jessica Mah vio una gran oportunidad de negocio facilitando estas tareas a  todas las empresas, especialmente startups, para que éstas pudieran dedicarse exclusivamente a arrancar el negocio.

Pese a iniciar una empresa de esta envergadura, su fundadora continuó con sus estudios formándose en la Universidad de California.

Jessica Mah
Jessica Mah

No somos de la filosofía “todos a emprender”, pero sí pensamos que muchas veces, demasiadas, nos ponemos límites irreales que nos impiden hacer realidad proyectos que seríamos capaces de llevar a cabo. Como hemos visto, para emprender no hay límite de edad, ni de circunstancias, ni de sexo… Los únicos límites que existen son los únicos que cada uno se impone. De hecho, todos estos casos tienen algo en común: han sido emprendidos por millenials. Sin duda, aunque con menos experiencia que los adultos, han apostado fuertemente por sus ideas y han hecho lo inimaginable, alzando su voz e impactando en el bienestar de la sociedad de manera significativa. Y sí, ¡hay veces en que nosotros, los adultos, deberíamos aprender de los niños!

¿Conocíais estos casos? ¿Sabéis de algún otro pequeño gran emprendedor? Si es así, ¡nos encantará saberlo!

The following two tabs change content below.
Sofia Ródenas

Sofia Ródenas

Consultora de Innovación Abierta en Induct SEA, S.L.
Estudiante de Negocios y Marketing Internacionales en ESCI-UPF, Barcelona. Entusiasta y apasionada de la creatividad e innovación. En constante búsqueda de la inspiración, es una curiosa de las culturas, habiendo realizado distintas estancias en Dinamarca e Inglaterra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviarnos tus datos manifiestas que has leído y aceptas nuestra Política de privacidad y cookies