Promoción económica local: Innovar o morir

Promoción económica local: Innovar o morir

prom econ

Ser comerciante y tener un negocio a pie de calle supone pensar en un sinfín de detalles que a priori podrían parecer banales para la mayoría de mortales. Los responsables políticos bien saben que organizar la campaña de Navidad, y en concreto la colocación de las luces, les es un verdadero quebradero de cabeza… Perdón, ¿estamos hablando de promoción económica local?

Un mediodía cualquiera el Presidente, en representación de la asociación de comerciantes no quiere dejar pasar la ocasión, esta vez sí, de asegurarse que el recién elegido concejal en las últimas elecciones apostará decididamente por la promoción del comercio local.

El tema estrella de la reunión será: la próxima campaña de Navidad y más concretamente la iluminación de la calle en estos días, ya que según los estudios que maneja sabe que en estas fechas se realizan el 80% del total de ventas del año. Además, como hijo y nieto de comerciantes, ya conoce que esto es así. Su padre, reputado empresario y líder carismático bien se lo transmitió durante años mientras estaba al frente del negocio.

No tenía ninguna duda que su interlocutor político, profesionalmente vinculado a una pequeña empresa familiar y con algunos estudios de economía a sus espaldas, se mostraría sensible a sus demandas. Al fin y al cabo, los dos eran “autónomos” y esto le permitía pensar que tenían una cierta conexión.

Éste, a su vez, se encontraba en pleno proceso acelerado de aprendizaje de las funciones de su nuevo cargo, actuando más como pragmático que ideológico, y sin ser consciente aún de cómo alguien como él, sin ninguna preparación ni experiencia previa, pudo convertirse en el máximo responsable de promoción económica de su ciudad. Aun así, en este contexto, lo que menos deseaba era cambiar algo que no estuviera alineado con los intereses de su electorado.

De cara a la reunión, más condicionado por los consejos del secretario de su corporación –como la mayoría de sus colegas- que por sus conocimientos específicos sobre la temática, en un alarde de imaginación desbordante ya había preparado una sorpresa al Presidente, que éste no podría rechazar: este año además de adquirir más luces y mantener el sorteo navideño de la cesta “jamonera”, ¡contratarían un trenecito turístico!

Este ejemplo introductorio es válido para no pocos pueblos y ciudades de nuestro entorno y sirve de anécdota –o realidad- de la poca capacidad innovadora de los responsables decisores de las políticas de promoción económica en unos tiempos donde el comercio electrónico crece imparablemente a niveles de dos dígitos, donde el móvil se ha convertido en una herramienta imprescindible y ya no da miedo comprar en la red, y en el que el reto, pronto será el mismo para grandes y pequeñas empresas a medida que se vayan integrando online y offline. Y este no será otro que el de diferenciarse en un mundo global para poder ser rentables.

Así que, considerando que innovar se nos antoja imprescindible, nos interesa especialmente la reflexión sobre los ecosistemas innovadores de Miquel Barceló Roca, cuando opina sobre los retos y el futuro del desarrollo económico local.

Barceló comenta: “Se puede definir un ecosistema innovador como un entorno estructural y funcional constituido por diversos organismos y funciones interrelacionados que tienen por finalidad la innovación y el crecimiento económico de un territorio. El ecosistema innovador representa una síntesis dinámica, con unas características muy relacionadas con la historia y la cultura local, y con algunos elementos comunes.”

Bien diferente de cómo se gestiona actualmente en general, ya que se basa en servicios poco innovadores y centrados en objetivos de actividad (número de cursos realizados en el año o emprendedores atendidos, por ejemplo), y no en resultados de crecimiento económico en el territorio.

Este panorama plantea un gran reto a las políticas públicas de ámbito territorial, reto que merece una respuesta contundente donde no caben medias tintas. O seguimos igual gestionando una lenta e inexorable decadencia o reaccionamos reformando con urgencia el actual sistema de promoción económica local. 

Veamos una síntesis de algunas de las características que debería reunir esta reforma:

En primer lugares preciso situar la reforma en el núcleo de la agenda política municipal. La política de promoción económica local no es aquello que hace el correspondiente concejal o teniente alcalde, es “la” política del territorio.

En segundo lugar, implica el fomento de la cultura emprendedora (a todos los niveles), de la cultura del proyecto (un PowerPoint no es un proyecto), del enfoque sistémico de los proyectos (la realidad es un sistema cada vez más complejo), y de la comprensión de cómo se puede avanzar en la configuración de un ecosistema territorial de innovación.

Y en tercer lugar, se debe evitar a los “fabricantes de humo” tan presentes dentro y fuera de la Administración, concretando proyectos con objetivos claros, cuantificables y realistas y, sobretodo, controlando y haciendo un seguimiento preciso de sus resultados. Asimismo, debemos esforzarnos en mantener una transparente información y comunicación sobre los avances de la nueva estrategia territorial a todos los agentes sociales y la ciudadanía en general.

En definitiva, nuevas estrategias, nuevos instrumentos y nuevos objetivos que sin duda deberán diseñarse mediante procesos participativos, como no,  también innovadores como el modelo Administración 360º, que os propusimos en el post con el mismo nombre.

Promoción económica local: ¿Reforma o revolución?

En cualquier caso, necesidad de un cambio radical. Y como contrapunto a la historia del Presidente y el “nuevo” concejal que os hemos explicado al inicio, os proponemos que imaginéis como podría haberse desarrollado su reunión, si en el ecosistema de su localidad coexistieran conjuntamente, y al mismo tiempo, los tres ejemplos que os mostramos a continuación:

1.- El modelo de apoyo a los emprendedores de la ciudad de Londres, y la de su aceleradora de negocios

lluis1

En esencia es sencillo: se trata de adaptarse al emprendedor. En este caso, cualquier solicitante de información es atendido por personal contratado por la administración que se desplaza al lugar, el día y a la hora que se pacte, sin importar si se trata de un café, una pizzería o una oficina alejada del centro, ni si es día festivo o laborable. Lo interesante del servicio es que además, los informadores también fueron emprendedores y pueden explicar su experiencia como una vivencia de primera mano.

Aprovecho para comentar que “Llegar a quien no llegamos” también fue uno de los prototipos de innovación que se desarrollaron en el proyecto GIR Innova

2.- Eixos.cat:

lluis 2
La elección de la mejor ubicación para un negocio es una decisión importante. Conscientes de ello, nos gusta especialmente el servicio de acompañamiento a las administraciones y a los emprendedores que ofrece esta empresa para la toma de decisiones proactivamente acertadas. Aunque aún hoy en día conviva con el modelo “trenecito, sorteo y luces navideñas”, ya aparecen Ayuntamientos deseosos de establecer colaboraciones de partenariado público-privado con ellos.

3.– Playforapply.com

lluis 3

Esta compañía, ganadora de la primera edición del Concurso de Ideas Emprendedoras y Proyectos Empresariales y Comerciales del Ayuntamiento de Sant Vicenç dels Horts, ofrece servicios de selección, formación y acompañamiento a través de una metodología innovadora que contacta con el talento humano con las empresas. El servicio se basa en la diagnosis de las necesidades del territorio y propone a las administraciones un modelo de “trabajo compartido”. Su lema es “la incertidumbre es hacer algo innovador, el riesgo está en no hacer nada”.

El modelo Administración 360º es la palanca del cambio, mientras que el ecosistema innovador es el objetivo. En cualquier caso, tanto uno como otro deben ir alineados con los actores públicos y privados más representativos de cada territorio.

 

lluis 4
Administración 360º: un modelo para innovar en promoción económica local.

Otro ejemplo de organización territorial donde la cultura y la solidaridad han formado parte del eje estructural de sus acciones y actividades de promoción comercial es:

Granollers. Ciudad, cultura, comercio ciudadano y solidario es el lema de la asociación de comerciantes Gran Centre, referente del asociacionismo comercial en España que, aunque pueda parecer que ha venido a menos por efecto de la crisis y la proliferación de las grandes superficies, actualmente se está reinventando, y entre otros participa de la mano del servicio de salud pública en proyectos europeos como We love eating, una iniciativa de promoción de la salud a través de la alimentación que se enmarca dentro del programa Enjoying being healthy (Disfrutando de la salud) dirigido especialmente a los niños, mujeres embarazadas y personas mayores, donde los comercios son un canal crucial para conectar con el ciudadano en la difusión de este mensaje; y también y especialmente, en el proyecto Digipay4growth, del cual os hablamos en el post 5 sistemas de pago local innovadores y que prometemos ampliar en breve.

Finalizamos con otra idea de éxito llamada el álbum familiar de la ciudad, que vincula comercio, cultura y participación ciudadana, y que tuvimos la ocasión de desarrollar para diferentes pueblos y ciudades como parte de los programas de fomento para el empleo del Servei Català d’Ocupació de la Generalitat de Catalunya.

¿Son aún vigentes las tradicionales propuestas de la administración para el comercio de proximidad? ¿Qué te parece el modelo Administración 360º para diseñar ecosistemas innovadores? ¿Has ganado el sorteo de la cesta jamonera alguna vez? Estaremos encantados de compartir tus aportaciones… 

The following two tabs change content below.
Lluís Muns i Terrats

Lluís Muns i Terrats

Proyectos de innovación – Administración Pública
Coach especialista del sector público y en especial para cargos electos, ha sido sido gerente de la empresa pública y del Ayuntamiento de Arenys de Munt durante el periodo 2003 al 2011, y director durante 19 años de empresas de diversos sectores. Dispone de los estudios de Master en Dirección de Marketing por la UDG y el de Inteligencia emocional y coaching en el entorno laboral por la UB en la rama política, es el creador del juego “Implica’t, un juego de inteligencia emocional”

3 comments

  1. Me parece muy interesante el artículo pero creo que el problema de la promoción también choca con otro aspecto vital que son los costes de abrir y mantener un negocio. Podemos estar todos los días con la orquesta municipal recorriendo las calles pero si con la crisis económica los sueldos de la mayoría son insuficientes para llegar a fin de mes y los precios de los suministros de los monopolios no dejan de subir, más alquileres, impuestos, que cercenan la viabilidad del negocio … al final nos encontraremos con calles que no se diferenciarán de otrs de cualquier otra ciudad europea porque los comercios serán siempre los de grandes cadenas de moda, hostelería, etc.

    • Efectivamente Carlos,
      Grácias por el comentario. De una u otra forma todo afecta y la parte economica es determinante para que un negocio funcione. Y pasa precisamente por lo que tu comentas, pero tambien por cambiar la mentalidad de algunos dirigentes de agrupaciones comerciales, pero sobretodo de los decisores políticos que se entestan en contentarlos -por un puñado de votos-, en vez de apostar por un cambio de paradigma conceptual… hay ejemplos y oportunidades para el cambio… inevitable desde mi punto de vista si no queremos ver lo que tambien apuntas: si no se afronta decididamente, la banda seguirá tocando por las mismas calles… puede que cambie la música, pero en el fondo todo continuará igual!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*