Manifiesto

La innovación es sobre todo, un fenómeno de tipo social (más que económico), que implica a las personas, ya sea en el seno de las organizaciones o como miembros de la sociedad.

“No hay innovación sin sociedad.”
Daniel Innerarity, filósofo

“La innovación social explica el 75% del éxito de las iniciativas innovadoras.
Henk W. Volberda, profesor de la Rotterdam School of Management

Mapa Conceptual de Induct
Mapa Conceptual de Induct

La colaboración en abierto ya está cambiando nuestras sociedades.

Imagen de la campaña de Change.org
Imagen de la campaña de Change.org, para eliminar la comisión de 5UDS del Bank of America

Las TIC favorecen que se cree una sociedad de la innovación donde cualquier persona pueda generar cambios, un nuevo valor e impacto social. Por suerte, buena parte de la sociedad se encuentra ya inmersa dentro de este movimiento, que permite que gobiernos y organizaciones estén cambiando sus actitudes.

Pero todos sabemos que la realidad de la calle es otra:

  • Aproximadamente un 25% de personas se encuentran en el paro, de las cuales más de un 50% son jóvenes.
  • Casi un 25% de la población se encuentra en riesgo de pobreza, y sobrevive gracias a la economía de los padres y los abuelos.
  • Sistemas democráticos estancados, donde generalmente entorno al 50% de la población vota cada cuatro años.
  • Sistemas políticos pobres, de los que se acepta que no se cumplan las promesas electorales, y donde se toman decisiones de gran importancia sin escuchar a la ciudadanía.
  • Deficiencias en los servicios sanitarios debido a los recortes de presupuestos públicos.
  • Ciudades como Barcelona, que representan un modelo exitoso de ciudad, contaminadas en un planeta en crisis…

Nos toca por lo tanto, trabajar para que a nivel social, político, legal e incluso a nivel de actitud individual, seamos capaces de llevar entre todos, la sociedad de la innovación a todos los ámbitos. Una sociedad donde las personas, des de abajo, generen el cambio.

¿Cómo hacerlo?

Desde Induct creemos que las acciones que se deberían de llevar a cabo para impulsar una nueva sociedad de la innovación son:

  • Educación y centros educativos enfocados a la innovación: modernización y reestructuración de los sistemas educativos para qué proporcionen a los alumnos las competencias indispensables para la innovación. Los centros educativos de todos los niveles, han de dar ejemplo, han de ser abiertos a la cooperación e integrar las empresas e instituciones de su ecosistema en su funcionamiento. La Escola de Negocis i Màrqueting internacional de la Universitat Pompeu Fabra (EsciUpf), y la Barcelona Business School, promueven iniciativas en este sentido: Innoesci Challenge BSM.
  • Oficinas Regionales de Innovación que trabajen de forma activa, en red con todos los agentes, entorno a retos locales. Como ejemplo, tenemos la Oficina de innovación social y participación ciudadana de la Casa Blanca, o a un nivel más local, Actua en Andorra, Innobasque en el País Vasco, o Innobaix en el Baix Llobregat.
  • Experimentación desde los entes públicos, a nivel local, creando laboratorios de innovación: espacios de colaboración y co-decisión con los ciudadanos, impulsando las probabilidades de escalar ideas y proyectos innovadores a las ciudades y regiones. El Paradigma de la colaboración y participación contra el del control y mando des de arriba. Son buenos ejemplos, el Mind-lab danés, o Tarracolab en Tarragona.
  • Concursos anuales de innovación social implicando a los más jóvenes, mediante los laboratorios de innovación ya descritos. Mango, en colaboración con EsciUpf, lidera una iniciativa en este sentido a través de su Mango Smile.
mango y esci
Organizadores de la plataforma Mango Smile
  •  Apertura de datos públicos para capacitar a los ciudadanos y facilitar la creación de nuevos servicios por parte de ellos. Como, desde febrero de 2014, ha hecho el Ajuntament de Barcelona con su Govern Obert. Esta iniciativa ha permitido a muchos ciudadanos lanzarse al emprendimiento: es el caso de nuevas aplicaciones como City Bike Just in Time Tourist.
  • Políticas de emprendimiento e innovación: facilidades para la autocupación y poder subsistir los primeros meses, facilidades para crear y cerrar negocios, mejoras en las tasas para autónomos y emprendedores… O sea, avanzar en todos aquellos indicadores del Ease of Doing Business Index del Banco Mundial. Y si es posible, implementar aún más facilidades para aquellos nuevos negocios con alto impacto social.
  • Financiación para proyectos de innovación social: mínimo de un 1% de los presupuestos públicos.

Una sociedad de la innovación no existirá hasta que una gran mayoría de la sociedad esté siendo partícipe del cambio.

Este es el reto. Y con este objetivo trabajaremos.

5 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*