El espacio, del diseño abstracto a la consecuencia de una necesidad

El espacio, del diseño abstracto a la consecuencia de una necesidad

Voy a presentarme. Soy Maria Moragas, nueva colaboradora, asesora y creyente de la Sociedad de la Innovación y me incorporo a Induct en el área de la creación y transformación de espacios. Teniendo en cuenta la importancia del espacio interior para el buen desarrollo de sus actividades, percepción y confort, es importante analizar brevemente de qué se compone el espacio interior, cuales son sus cualidades y las necesidades del usuario tanto de confort cómo de uso.

Nos encontramos en un momento en que un buen diseño de un edificio, independientemente de su uso, no sólo se basa en una imagen exterior bonita, extravagante o chillona y que se adecue a su entorno más próximo, sino que su interior debe seguir las mismas cualidades pero adecuándose a su propio entorno interno, el usuario. Éste debe ser quién dictamine cómo necesita que sean los espacios y las relaciones entre estos. Es el usuario el que vivirá el espacio y el que utilizará todos sus rincones. Es así como es necesario cambiar la arcaica manera de proyectar de fuera para adentro a un diseño de dentro a fuera. Se tiene que priorizar al usuario y sus necesidades y exigencias, y al mismo tiempo, adaptarlo y combinarlo con un diseño arquitectónico eficaz.

Aún así, somos conscientes que no todo son nuevas construcciones y que la adaptabilidad de los espacios y transformación de éstos también pueden llevarse a cabo después de la construcción, ya hecha, de un edificio o centro. En el momento en el que el usuario se da cuenta que el espacio en el que se desarrolla no cumple las expectativas que su actividad requiere, tiene toda la potestad para poder transformarlo y cambiarlo. Y es más, se debe llegar a este punto para crear una identidad propia, en la que se sienta identificado y que responda directamente a las bases de su trabajo o uso.

Es en este punto en el que la innovación se une a esta transformación y se convertirá en la herramienta principal, ¡para crear el espacio que el usuario requiere de manera eficaz siguiendo unos pasos de análisis, prototipo y finalmente realidad!

Pero antes de todo, es imprescindible conocer y entender las claves para construir la arquitectura basadas en el confort para satisfacer las necesidades. Para que una actividad se pueda desarrollar de manera cómoda, agradable y ordenada se tienen que tener en cuenta una serie de conforts que crearan una base del ambiente necesaria y sólida. Estamos hablando de:

1. Confort espacial: Éste se basa en la voluntad de crear un espacio diáfano o fijo. Según los requerimientos para el uso del espacio se tendrán que crear sistemas móviles para poder transformar un espacio en diversos micro espacios flexibles o dar importancia a un solo espacio fijo para llevar a cabo una sola actividad ya prefijada.

Confort espacial

2. Confort lumínic: Éste se basa en la utilización de luz natural y luz artificial. Es importante reconocer cómo aprovechar la luz natural del día para poder desarrollar una actividad. Hemos de ser conscientes que la luz natural es un bien gratuito que la naturaleza nos ofrece cada día así que utilizar sistemas de lucernarios, fachadas semi-abiertas, ventanas o ventanales son una gran solución a una falta de luz interior. Asimismo, la luz natural no puede solucionar siempre el problema de la iluminación y debemos conocer las propiedades y los tipos que la luz artificial nos ofrece, des de una iluminación general como a una iluminación focal para situaciones puntuales.

Confort lumínico

3. Confort térmico: Éste se basa en la necesidad de estar a una temperatura agradable en el interior de un edificio según la época del año. Se requieren pues sistemas térmicos naturales o sistemas térmicos artificiales. Teniendo en cuenta una arquitectura ecológica, la utilización o adición de sistemas naturales es posible gracias a la ventilación cruzada en verano o a la adición de elementos con una alta captación de calor como son las moquetas en invierno. Aún así, y según los requerimientos de un espacio, no siempre es posible conseguir una temperatura de confort necesaria con sistemas naturales y es preciso utilizar sistemas de aire acondicionado o calefacción para un confort térmico adecuado que permita realizar las actividades dentro de un espacio.

Confort térmico

4. Confort acústico: Éste se basa en la necesidad de poder utilizar un espacio en el que las reverberaciones de otros agentes no afecten en la realización de una actividad. Es por esto que se deben estudiar las características de los materiales de revestimiento interiores y añadir o sustituir elementos por materiales absorbentes o sistemas absorbentes. Cuanto más poroso sea un material de revestimiento más se absorbe la onda del sonido y menos ruido de ambiente tendrá el espacio. También se tienen que tener en cuenta sistemas en los que la onda sonora va revotando en su interior consiguiendo así una disminución de ruidos o reverberaciones no deseados.

Confort acústic

5. Confort visual: Éste se basa en la necesidad del hombre de tener una referencia visual. Estas referencias se encuentran tanto en el interior como en el exterior. Es importante pues controlar una relación visual exterior-interior, interior-exterior y interior-interior. Cuando se utiliza un espacio el simple hecho de poder observar qué hay o qué sucede a tu alrededor permitirá que psicológicamente tu mente y cuerpo se sientan confortables y seguros dentro o fuera de éste. Esto conlleva a poder controlar otros factores ajenos a la actividad de un individuo en un espacio, cosa necesaria para su buen desarrollo.

Confort visual

6. Confort de uso: Éste se basa en la voluntad de crear un movimiento fijo o flexible según las necesidades de un espacio y su uso. Es necesario reconocer cuándo un espacio debería tener un movimiento predeterminado para llevar a cabo una actividad o, por lo contrario, si el movimiento flexible sin predefinir es el que se requiere para utilizar el espacio.

Confort de uso

¿Habéis diseñado vuestro espacio de trabajo teniendo en cuenta a los usuarios? ¿Creéis que el espacio os ayuda a innovar?

The following two tabs change content below.
Maria Moragas
Licenciada en Arquitectura Superior. Trabaja como arquitecta y como freelance. Colaboradora, asesora y creyente de la sociedad de la innovación. Involucrada con Induct en la creación y transformación de los espacios educativos.
Maria Moragas

Latest posts by Maria Moragas (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*