Crowdfunding como palanca de innovación abierta, también en educación

Crowdfunding como palanca de innovación abierta, también en educación

Después de varios años de auge y popularización, es probable que lo primero que nos venga a la cabeza al pensar en crowdfunding es un sistema de financiación, pero si lo miramos con más detalle, se trata de un proceso que puede ir mucho más allá de la recogida de dinero.

El crowdfunding es una oportunidad de sacar a la luz ideas disruptivas, ponerlas en conocimiento de una audiencia global, y validar si merece la pena desarrollarlas. Pero sobretodo, es un proceso que extenderá nuestra comunidad y enriquecerá la idea y todo el proyecto hasta unos límites impensables.

El triángulo del crowdfunding ilustra esta relación intensa entre la financiación, la comunidad y la comunicación. Y no es casual que estos dos sean la base del triángulo: será imprescindible una activa campaña de comunicación, para movilizar al mayor número de personas de la comunidad y convertir las visitas en donaciones para conseguir el objetivo de financiación marcado.

El triángulo del crowdfunding

Cuando relacionamos el crowdfunding con la innovación abierta, estos dos elementos son cruciales. Una comunicación transparente, que explique el proyecto y que utilice los canales adecuados nos permitirá llegar al máximo de usuarios posible, y que de forma no intrusiva y confiable se sientan interesados en colaborar.

La comunidad es el elemento esencial para validar el interés de la idea, pero sobre todo para contrastarla con usuarios reales e incorporar su feedback, opiniones y experiencias en enriquecer el desarrollo. Finalmente, con estos dos elementos, conseguiremos la financiación necesaria para iniciar el proyecto. Pero además habremos ganado una comunidad que seguirá colaborando y formando parte del proyecto.

En entornos educativos, no es frecuente que las instituciones públicas financien el desarrollo de ideas disruptivas y esto es un freno para muchos educadores inquietos que no se sienten apoyados o que no saben por dónde empezar. Para dar soporte a estas personas innovadoras con ganas de transformar la educación, la Fundació Bofill, con la colaboración de la plataforma de crowdfunding Goteo, lanzan la convocatoria Fem Educació, que seleccionará 20 propuestas para desarrollar una campaña de crowdfunding acompañada por expertos, y que además destinará una partida económica a hacer matchfunding (por cada euro recaudado en campaña, la Fundació Bofill aportará otro).

De esta forma, no solo se conseguirá financiación para 20 proyectos, sino que se habrán creado 20 comunidades educativas implicadas en un proyecto en común, que, además, ofrecerán su conocimiento en abierto para que otras personas puedan replicar y adaptar estos proyectos en su propio contexto. Empoderar a estas personas inquietas y extender la comunidad, es lo que facilitará que, al año siguiente, sin necesidad de otra campaña de crowdfunding, se vean capaces de desarrollar, ampliar o replicar otros proyectos, y gota a gota, ir transformando y mejorando la educación.

Para complementar este artículo, es muy recomendable el documental sobre crowdfunding CAPITAL C, así como la guía Crowdfunding Sherpas para ayudarte a desarrollar tu propia campaña, y si ya tienes una idea de proyecto, puedes enviar tu candidatura a Fem Educació.

¡Hasta la próxima!

The following two tabs change content below.
Francesc Balagué

Francesc Balagué

Director de Proyectos de Innovación Educativa en Induct SEA, S.L.
Francesc Balagué es maestro de educación primaria, psicopedagogo, doctor en multimedia educativa y emprendedor de varios proyectos. Siempre con la inquietud de innovar, revolucionar la educación y seguir aprendiendo, ha escrito varios libros y mantiene activos diferentes blogs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*