Colaboración a través de comunidades de innovación, o cómo sobrevivir en la sociedad de la innovación

Colaboración a través de comunidades de innovación, o cómo sobrevivir en la sociedad de la innovación

El pasado 7 de febrero estuvimos en la KIM Conference 2018, organizada por KIM Global, hablando de Open Innovation, o lo que es lo mismo, de colaboración a través de comunidades de innovación, junto con Ferrovial, Aigües de Barcelona, Repsol, Acciona, @nir_vanaproject, @e_Cooltra, @blablacar_es, @PARC_Barcelona, y @22network  entre muchos otros.

La sociedad de la innovación obliga a gestionar desde la colaboración

Quien me conozca, o conozca a Induct, sabrá de nuestra apuesta radical por romper los muros mentales y físicos que tanto personas como organizaciones nos hemos autoimpuesto. De nuestra apuesta radical por los nuevos modelos colaborativos de gestión, necesarios para sobrevivir (a nivel empresarial, pero también cada uno de nosotros como profesionales) en lo que llamamos la sociedad de la innovación, una sociedad definida por la pérdida de control de las organizaciones sobre su mercado, debido a:

  • El creciente ritmo de cambio tecnológico
  • Complejidad del entorno, de los retos de las organizaciones y de la tecnología que surge.
  • El poder de decisión cada vez más en manos de los usuarios (el “crowd”).
  • Pérdida de confianza de los usuarios hacia las instituciones.
  • Compra por identidad y valores, no por funcionalidades ni marketing.
  • Tendencia hacia la sociedad de coste marginal cero
El creciente ritmo de cambio en la sociedad de la innovación
El creciente ritmo de cambio en la sociedad de la innovación

Esto obliga a profesionales y organizaciones a ser mucho más ágiles que antes y, sobre todo, a estar en contacto con sus agentes de interés de forma constante, colaborando, para conseguir algo, algún objetivo concreto: identificar tendencias, necesidades, u oportunidades de innovación, compartir objetivos y habilidades para desarrollar nuevos servicios o modelos de negocio… Lo que sea que cada organización tenga como objetivo estratégico, ¡no lo conseguiremos solos!

Esto es lo que llamamos “colaborar a través de comunidades de innovación”. Porque las organizaciones ya no son un ente aislado y desconectado desde las cuales vendemos nuestros productos y servicios. Las organizaciones aportan valor a su comunidad, o mueren.

Hay datos muy exactos en cuanto a lo que realmente es importante para tu organización, y está ocurriendo fuera de tus cuatro paredes: en el ámbito de las bibliotecas, más del 25% de las ideas de éxito vienen de los trabajadores. En el ámbito de los deportes extremos, más de un tercio de las ideas de éxito vienen de los usuarios, que como en el caso de la “mountain bike”, ¡incluso la crean los propios usuarios!

Por eso son tan importantes las plataformas digitales para gestionar la innovación de forma colaborativa, como lo es la de Induct, ¡claro! 😉

Comunidades de Innovación_Plataforma
Plataforma Induct

Qué tipo de comunidades de innovación puedo crear para colaborar con mi entorno

Pero la clave no está en la herramienta (sólo), y la pregunta que uno debe hacerse tampoco es “colaborar o no hacerlo”, sino:

¿Y yo, con quién colaboro?

En tu entorno, hay agentes de diferente perfil, que pueden aportar un valor distinto a tu organización:

  • Agentes internos (trabajadores, colaboradores, I+D…): aquí la solución pasa por crear comunidades de innovación corporativas con agentes de innovación internos.
  • Agentes que se encuentran alrededor de nuestra organización (proveedores, socios, competidores, clientes, usuarios, prescriptores, profesionales del sector…): aquí hay varias aproximaciones, como las comunidades de innovación de incubación de ideas, innovación en la cadena de suministro, co-innovación con competidores u otras empresas del sector, co-creación con clientes y usuarios…
  • Agentes externos (estudiantes universitarios, investigadores al otro lado del planeta, startups…). De este tipo de agente surgen comunidades de innovación como las plataformas de open innovation, por ejemplo, que tienen las grandes farmacéuticas, o el lanzamiento de retos universitarios, iniciativa que también realizan grandes marcas a nivel internacional para capturar talento e ideas creativas.

Ok, entiendo que necesito crear mi comunidad de innovación. ¿Y, ahora qué?

¡Ojo! Debes entender que hay diferentes tipos de comunidad de innovación, según la ambición y el impulso que le quieras dar.

El nivel más bajo sería la comunidad estilo “buzón de sugerencias”. Imaginemos una empresa que crea una página web para captar ideas de clientes y usuarios, pero nada más. Eso directamente significaría el fracaso de tu iniciativa de open innovation, porque:

  • No se crea un alineamiento con el propósito a alcanzar, una dirección (alto ratio noise/signal, las ideas no responden a ninguna necesidad concreta)
  • Se desconoce lo que pasa “dentro”: ¡falta de transparencia!
  • Falta de compromiso para la implementación (no se asignan recursos para filtrar e implementar)
  • No se trabaja la cultura colaborativa… ¡No se implica al agente externo al cual le estamos pidiendo su esfuerzo!
Comunidades de Innovación_Buzón de sugerencias
Buzón de sugerencias

El nivel más avanzado, por otro lado, de innovación abierta, sería el de comunidad de innovación como modelo de negocio. Es decir, organizaciones como Wikipedia, Springwise, o Mozzila, que basan su existencia en la colaboración con su ecosistema. Las claves del éxito en este caso son, entre otras:

  • Modelo de negocio basado en el crowd
  • Responde a una causa común
  • Aportación de valor directa e instantánea, sé lo que ocurre cuando participo
  • Sentimiento de pertenencia a la comunidad
  • Reconocimiento y visibilidad de aquellos que más aportan a la comunidad…

Y entre el nivel 0 y el 100, hay un mar de posibilidades que puedes aplicar, pero que siempre deberán pasar por los 3 pasos siguientes:

  1. Define el modelo de comunidad que quieres (estrategia, procesos, organización y cultura)
  2. Crea el entorno colaborativo adecuado (plataforma digital colaborativa, espíritu de participación y colaboración entre los participantes…)
  3. Gestiona el ciclo de innovación a través de metodologías ágiles, haciendo que las cosas ocurran.
Comunidades de Innovación_Aalborg
Ejemplo de colaboración de hospitales con los equipos de enfermería y la industria farmacéutica y tecnológica, en el hospital de Aalborg

No olvides algo muy importante para el futuro de tu empresa: tu capacidad de innovación ha dejado de pertenecer desde hace tiempo al directivo, o al área de I+D (clicktotweet). Si quieres sobrevivir, la innovación debe formar parte de la cultura de la organización.

Esa es la filosofía que te va a salvar la vida en la sociedad de la innovación.

¡Suerte y feliz colaboración! 😊

Antes de irnos, te dejamos algunos enlaces que seguramente te parecerán interesantes

Innova o muere: bienvenido a la Sociedad de la Innovación, por SDLI

How to Create an Innovation Community, por Innovation Management.se (en inglés)

La importancia de la co-creación en las empresas de la era digital, por Reporte Digital

4 metodologías para determinar los retos de innovación de tu organización, por SDLI

The following two tabs change content below.
Ignasi Clos

Ignasi Clos

Socio y Director de Proyectos de Innovación Abierta en Induct SEA, S.L.
Graduado en Negocios y Marketing internacional. Fue consultor de internacionalización en las oficinas de los Estados Unidos de Acc10 (Nueva York y Miami) durante 2 años, consultor de Estrategia y Operaciones en Deloitte, SL durante 4 años, y desde 2010 está involucrado en el mundo de la innovación y el emprendimiento, como consultor para pequeños emprendedores, y como Socio Director de Proyectos de Innovación Abierta en la oficina en Barcelona del Grupo Induct. Es professor de Innovación y Emprendimiento en la UPF.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*