6 Pasos para crear una startup: Paso 3 Los proveedores y producto mínimo viable

6 Pasos para crear una startup: Paso 3 Los proveedores y producto mínimo viable

En el paso 2 hemos encontrado nuestro mercado y los canales con los que vamos a comercializar u ofrecer nuestros productos / servicios. Ahora es el momento para ver qué proveedores necesitamos, donde encontrarlos, y qué es el producto mínimo viable (en inglés MVP).

Una parte compleja de emprender un negocio, ya sea comercializando un producto o un servicio, es tener toda la información necesaria. Información que va desde los competidores, a quienes más o menos podemos investigar por nuestra cuenta, hasta otros campos más complicados, como cuáles son los proveedores adecuados, cómo encontrarlos, y cómo conseguir que se conviertan en tus proveedores.

Por otro lado, en el caso de los servicios, necesitarás saber cuáles son los ingredientes que hacen posible que ofrezcas ese servicio, ya sea un proveedor de hosting web, unas oficinas, ordenadores, equipos técnicos, equipo humano, agencias de servicios, y mil opciones más. Un lampista necesita un proveedor de material eléctrico y Airbnb necesita particulares que alquilen sus casas. Para las distintas empresas, las necesidades de proveedores son tan amplias que es difícil ejemplificarlas, así que me centraré en dar algunos consejos para que cualquiera pueda hacer este proceso lo más fácil posible.

1. Definir lo que necesitas para empezar:

Lo primero y más importante, juntar los elementos que nos permitirán empezar. Testear. Hacer un prototipo o incluso una pequeña producción. Hablar con clientes potenciales, ya se trate de que prueben un mock-up de una App o prueben una nueva bebida.

En nuestro caso, Feners empezamos buscando proveedores nacionales de calzado, en un sector totalmente desconocido para nosotros. ¿Qué necesitábamos? Un proveedor de calzado que pudiera hacer muestras y una posterior producción pequeña, adecuada a nuestra necesidad del momento. No sólo hay que encontrar al proveedor que pueda hacer lo que buscas, sino también el que pueda hacer la cantidad que tú necesitas (las cantidades mínimas pueden suponer una barrera de entrada, ya que son altas para un negocio que empieza).  Más adelante ya te adentrarás en tu sector en particular y conocerás a fondo los distintos proveedores, o por lo menos esa debería ser tu inquietud. Actualmente tenemos relación con fabricantes de calzado, pero también con proveedores de suelas, cordones, pieles, materiales, accesorios, cajas, hormas, bolsas, mensajería, web, etc.

2. Ser exhaustivo:

Una vez sabes lo que necesitas, ve a por ello. Hay que buscar en Google, llamar, hacer listas de personas y empresas con las que hablar, y no parar de moverse. Ve a ferias de tu sector. Si encuentras un potencial proveedor, visítalo personalmente. No tengas ningún miedo en preguntar y cometer errores, seguramente te sorprenderás positivamente cuando digas que no conoces mucho el sector y que necesitas un poco de explicación. ¿La empresa a la que tienes que llamar está en el extranjero? Eso no puede ser una barrera en la era digital. Pon algo de crédito en tu cuenta de Skype y podrás llamar por pocos céntimos minuto a cualquier parte del mundo. También hay portales como Alibaba donde encontrar fabricantes, habitualmente asiáticos, con los que es relativamente fácil establecer comunicación y consultar. No tengo experiencia personal en importación ya que nuestro producto se hace en España, pero no es difícil. Existen entidades que te pueden ayudar en estos procesos, que no te de miedo llamar a una universidad, escuela, ayuntamiento, Acció, Pimec, etc.
La clave es no desistir, si otras empresas pueden hacerlo, tú también. Si es un producto o servicio nuevo, piensa que han salido cientos de miles de productos antes al mercado así que no eres el primero que quiere hacer algo que no existe. Si otros han podido, tú también puedes.

3. Conseguir un producto mínimo viable:

¿Qué significa esto? Conseguir tu producto con las funciones básicas que te permitan testearlo, mostrarlo al público, e incluso venderlo en un segmento muy reducido del mercado, siempre con el objetivo de aprender de ello, poder corregir lo que haga falta y lanzar tu producto real cometiendo el mínimo de errores. Ten en cuenta todo el feedback, pero no te obsesiones, ni hacia un extremo ni hacia el otro. No pienses que tu producto es perfecto y no necesita test y correcciones, como tampoco pienses que tu producto no va a funcionar sólo porque todavía no hayas encontrado tus clientes potenciales.

En Feners, el primer MVP que tuvimos fueron unas muestras de toda la colección inicial (8 combinaciones) y se trataba de un producto 100% funcional y casi igual a lo que sería la futura producción. Pudimos enseñarlo, probarlo, ver proyectado lo que teníamos en nuestra mente y corregir algunos detalles antes de lanzarlo. Además de esas correcciones iniciales, debo añadir que estamos en constante investigación y mejora para corregir todo aquello que vayamos detectando y enfocarnos hacia las necesidades de los clientes. Es decir, este proceso del MVP y corrección-mejora no es solo inicial, sino que, para un buen funcionamiento de una empresa, debe ser un foco y estar constantemente recogiendo información e implementando mejoras en la medida de lo posible.

No es nada extraño probar las cosas antes de lanzarse, así que no dudes en hacerlo. ¿Se trata de algo que ya existe? Pruébalo antes de lanzarlo. ¿Es algo nuevo? Pruébalo con razón de más. Todo se puede testear, ya sean unas zapatillas, una web, una app, una máquina para cortar el pelo, un chip, un servicio de consultoría o una correa para perros. Testear te va a ahorrar tiempo y dinero y puede generar insights muy valiosos, preocúpate de hacerlo bien y en distintos escenarios y públicos.

Para cerrar el artículo, otras preguntas habituales que le podemos hacer a un proveedor son, por ejemplo, los tiempos de entrega, cantidad mínima a producir, forma de pago, precio, qué otros clientes tiene, qué servicios ofrece, qué capacidad de producción tiene, qué proveedores tiene, y muchas más que se te ocurrirán para tu caso en concreto. En el siguiente paso, nos lanzamos. ¿Estás listo/a?

The following two tabs change content below.
Adrià Gusta

Adrià Gusta

Fundador de Feners en Feners
Fundador de Feners, startup del sector moda. Graduado en Negocios y Marketing Internacional en ESCI-UPF. Ha estudiado en Finlandia y trabajado en Nestlé UK. Le apasionan los productos, las marcas y las empresas éticas y felices. Cree que la generación millennial va a cambiar el mundo. Le encanta la bicicleta de montaña y viajar. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*