4 tipos de crowdfunding. ¿Los conoces todos?

4 tipos de crowdfunding. ¿Los conoces todos?

En el último post que publiqué en el blog, os hablé del concepto del crowdfunding en general y de sus grandes virtudes y posibilidades infinitas. Además, os presenté las 5 plataformas que deberíais conocer sí o sí en el caso que necesitéis financiar una idea o proyecto. Pero, ¿os habéis llegado a plantear cuántos tipos diferentes de crowdfunding existen? Cuando los descubráis, seguro que se os abrirán nuevos caminos y vías que tal vez no habíais tenido en cuenta, y que os serán de gran utilidad. ¡Bienvenidos a la innovación en la fuente de ingresos!

Empezaremos por el tal vez más conocido, el crowdfunding de recompensa. A la persona que aporta dinero se la llama mecenas y recibe una contraprestación a cambio. Suelen ser proyectos culturales con una fuerte vertiente artística, pero también encontramos muchos proyectos empresariales. Muchas veces los financiadores de los proyectos acaban formando parte activa y se involucran de forma divertida y original con los proyectos financiados. Algunos ejemplos de plataformas on-line son: Apontoque, Bandeed, Coopfunding, Emprendelandia, Goteo, Lánzanos, TotSuma, ¡y aún podríamos encontrar muchas más! Un ejemplo muy interesante y de éxito de este tipo de crowdfunding fue la campaña de la marca Bamboo Bikes Barcelona, en tan solo 12 minutos consiguieron el 100% de la recaudación. ¡Espectacular!

Estas camisetas eran la recompensa para los mecenas de Bamboo Bikes Barcelona
Estas camisetas eran la recompensa para los mecenas de Bamboo Bikes Barcelona

Seguimos con el crowdfunding de inversión. Donde las personas que financian los proyectos acaban siendo mini-inversores o inversores de las empresas y en muchos casos acaban formando parte del accionariado. También se pueden pactar compromisos sobre los beneficios. Diferentes ejemplos: Bestaker, Bihoop, Bizup, CreoEnTuProyecto, Crowdcube, Lánzame, Micro Inversores, Nestarter, Socios Inversores, The Crowd Angel, ¡y sigue sumando! Tenemos miles de ejemplos de casos de éxito. Uno de ellos viene de la mano de Lánzame e Intercros, especialistas en bollería artesanal congelada.

También existe el crowdfunding de donación, en él, las personas que aportan dinero a un proyecto no reciben nada a cambio. Solo la mera satisfacción de ver convertido en toda una realidad el proyecto que han financiado. Suele existir un fuerte componente emocional y conexión con los proyectos.  Ejemplos: BBVA Suma, Flipover, I Love Science, Mi Grano de Arena, NoTanRarasTeaming, Win1Dream, ¡y no pares! En este caso, el ejemplo de éxito proviene del mundo de la ciencia, es el Oso de Troya: el cómic de la plataforma I Love Science: un proyecto en forma de cómic para divulgar la investigación sobre el cambio climático y sus efectos.

I finalmente os presentaré el crowdfunding de préstamo. Tal vez uno de los más desconocidos y personalmente, uno de los que más me apasiona. Conocido como crowdlending. Donde las aportaciones recibidas se devuelven a un tipo de interés como contraprestación. Actualmente, podemos encontrar plataformas en las que la gente presta dinero a gente, y también encontramos otras en las que la gente puede prestar dinero a las empresas. Ejemplos: Arboribus, Comunitae, ECrowd!, Zank, Zencap, ¡y muchísimas más! Un caso de éxito surgido de esta tipología de crowdfunding es el de Oxbridge, una academia de idiomas que utilizó el crowdlending para expandir su negocio.


Como veis es todo un mundo por descubrir. Muy interesante tanto para empresas, emprendedores y todo tipo de organizaciones que buscan modelos de financiación alternativos para sus proyectos de innovación. De hecho, actualmente el crowdfunding ya es una alternativa más normalizada que se está teniendo en cuenta a la hora de buscar financiación para los proyectos innovadores, aunque aún quede mucho camino por recorrer. Tiempo al tiempo. ¿Os imagináis las posibilidades infinitas si los gobiernos utilizaran el crowdfunding como una forma recurrente para financiar proyectos? De hecho, ¿conocéis el caso del puente de Rotterdam co-financiado entre la administración local y los ciudadanos? Sería una muy buena opción para analizar la aceptación de los mismos. Por último, os dejo otro ejemplo de crowdfunding tradicional para apadrinar tejas. 😉

El puente de Rotterdam co-financiado por la administración y los ciudadanos
El puente de Rotterdam co-financiado por la administración y los ciudadanos

Nos vemos pronto y pensad en todas las posibilidades que nos ofrece ahora  y nos podrá ofrecer en un futuro el crowdfunding.

¡La economía participativa toma el poder!

¿Habéis usado estas plataformas para financiar los proyectos corporativos en alguna ocasión? ¿Cuál ha sido vuestra experiencia? ¡Comentad vuestros casos, nos encantará leerlos y contestar a cada uno de ellos!

The following two tabs change content below.
Pep Orellana

Pep Orellana

Consultor de Innovación Health en Induct SEA, S.L.
Doctor en Bioquímica, investigador, comunicador y emprendedor persistente. Creador de Posterclic y Startupclic. Ganador del Premio Yuzz Tarragona 2013 y del Premio “Emprèn Jove 2013″.

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*